Miércoles, 6 Junio, 2012 - 17:28

Desarrollo Social
Refuerzan operativos para asistir a personas en situación de calle

Buscan que las personas que pernoctan en la calle concurran a las instituciones que la cartera social tiene habilitadas para refugiarse de las bajas temperaturas.

El Ministerio de Desarrollo Social continúa con los operativos de recorrida por el microcentro de Resistencia, y zonas de Fontana para brindar contención a personas en situación de calle. Si bien el trabajo se realiza durante todo el año, se intensifica cuando se registran bajas temperaturas.



La recorrida estuvo a cargo de los subsecretarios Néstor Fantín, de Integración Colectiva, y Mariela Dolce de Niñez, Adolescencia y Familia, quien coordina la Línea 102 y el programa Mirame.



Integración Colectiva cuenta con el parador nocturno “Padre Carlos Mugica”, donde los adultos pueden concurrir de manera voluntaria, y allí recibir comida, alojamiento y atención psicosocial. Mientras que a aquellos que prefieren pernoctar en las calles, se les otorga alimentos y elementos de abrigo.



“Estamos haciendo el recorrido, invitando nuevamente, a todas aquellas personas que están en situación de calle a incorporarse a nuestras instituciones”, indicó Fantín.



Además del parador Padre Mujica, el Ministerio cuenta también con el recientemente habilitado complejo de viviendas tuteladas Antares.



En el lugar ubicado en las afueras de Resistencia, se brindarán prestaciones alimentarias de salud e integración, y luego, en función de las potencialidades y conocimientos de cada persona, se las asesorará sobre el emprendimiento de proyectos productivos.



Fantín también recordó que se trabaja en el diseño del proyecto de “Ciudades amigables” para adultos mayores, que implica estudiar acciones de accesibilidad en lo que respecta a transporte y edificios para este sector de la población.



MEJOR CALIDAD DE VIDA



En la ocasión, la subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Mariela Dolce, explicó que en las recorridas se busca sensibilizar a las personas de que existen lugares para que se refugien del intenso frio, ya que permanecer en la calle puede provocarles trastornos en su salud.



“Tenemos diferentes instituciones para alojar a estas personas y lo que estamos tratamos de hacer es que aquellos que hoy nos dicen que no quieren salir de la calle, de todas formas vayan y conozcan la institución. Es importante que sepan que el Estado tiene las herramientas para garantizarles una mejor calidad de vida”, aclaró Dolce.



Constantemente, el ministerio realiza un relevamiento social para ver si este sector de población vulnerable tiene familia y así comenzar la revinculación con el núcleo familiar. El traslado de los adultos mayores al parador nocturno o cualquiera de las instituciones de la cartera social es voluntario, por eso es importante la tarea de sensibilización, para que la persona se sienta contenida y logre salir de la situación de riesgo que implica dormir a la intemperie las noches de frío intenso.