Lunes, 4 Junio, 2012 - 20:28

Cristina ratificó la restricción a importaciones: "Les pedimos a los empresarios que inviertan"

"Estamos decididos a sustituir importaciones a pesar de las críticas", dijo la Presidente desde Catamarca.

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner ratificó esta noche el actual sistema de restricciones a las importaciones y exhortó a los empresarios a invertir para sustituir los productos extranjeros.

La Jefa del Estado, desde Catamarca, remarcó que "estamos decididos a sustituir importaciones a pesar de las críticas y les pedimos a los empresarios que se transformen e inviertan para que esas cosas se hagan en la Argentina".



La Presidenta sostuvo que "los empresarios tienen que ganar pero le pedimos que inviertan en la Argentina para sustituir importaciones".



Las palabras de la jefa de la Casa Rosada se producen el mismo día en que la Argentina aceptó dirimir ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) el conflicto planteado por la Unión Europea respecto de los diversos mecanismos que emplea para restringir importaciones.



Según informó la Cancillería, Buenos Aires aceptó el pedido de consulta que le elevaron los socios de la OMC en conflicto, aunque rechazó los cargos que se le imputan a los que consideró "infundados".



De esa manera, la Argentina ingresa en un período de un año en el que deberá responder a los cuestionamientos que se le realizan y si las respuestas no satisfacen se iniciará lo que se denomina Panel, procedimiento equiparable a un juicio.ð Buenos Aires consideró que los reclamos de la UE "esconden la necesidad de los europeos de volcar los excedentes exportables de los países desarrollados, que actualmente están en crisis en los mercados emergentes".



El comunicado destaca que "la Argentina manifestó una vez más su disposición al diálogo y propuso a la contraparte europea iniciar las consultas en la ciudad de Ginebra".



A su vez, en una alusión a Gran Bretaña y el conflicto por Malvinas, el texto señala que Argentina respeta la legalidad internacional mientras que "un Estado Miembro de la Unión Europea hace caso omiso de 39 Resoluciones de las Naciones Unidas". De ese modo, el gobierno argentino hizo "un llamado a la Unión Europea a respetar siempre las decisiones de los organismos internacionales y a no utilizarlos únicamente como instrumentos de presión".



"Nuestro país participará del proceso de consultas con el objetivo de defender las legítimas políticas en marcha", prometió el gobierno.



El documento señala que "el planteo europeo representa un cuestionamiento infundado a las políticas públicas legítimas de la Argentina que son aplicadas en conformidad con las normas de la OMC".



En tal sentido, interpreta que el reclamo de la UE, Estados Unidos y otros 14 países "procura estrechar los márgenes de acción" de las políticas económicas de los países emergentes para volcar excedentes exportables debido a la crisis de las economías centrales.



Por el contrario, la Argentina plantea en el texto cuál podría ser un eje de negociación durante el período de un año que se abre para consultas entre parte, al afirmar que seguirá reclamando contra de algunas políticas europeas.



En el texto se mencionan las cuotas y picos arancelarios y subsidios para productos agropecuarios, medidas estas que están permitidas en la OMC.



Pero agregan otras como barreras sanitarias, fitosanitarias, técnicas y aquellas "presuntamente justificadas" en la protección del medio ambiente y el bienestar animal, en las que la posición de Buenos Aires tendría más solidez