Lunes, 4 Junio, 2012 - 16:11

El Gobernador entregó 227 títulos de propiedad en Sáenz Peña

“Estamos trabajando para la gran transformación: que nuestra tierra sea bien distribuida”, afirmó el primer mandatario.

Continuando con la política de regularizar la tenencia de tierras el gobernador Jorge Capitanich entregó, esta mañana en Presidencia Roque Sáenz Peña, 227 títulos de propiedad de un total de 353.



“Estamos garantizando el arraigo a la tierra lo que lleva incorporado un proceso de integración productiva de la agricultura familiar”, indicó Capitanich luego de adjudicar los títulos de tierra a pequeños productores de 16 localidades.



Para el gobierno aseguró, la importancia de esta jornada está marcada por la regularización de un viejo anhelo de muchos productores de contar con el título de propiedad sus tierras, el cual en muchos casos tiene muchos años de espera.



En esta línea, definió al gobierno como el instrumento necesario para alcanzar los objetivos de los chaqueños; allí señaló que se trata de “un gran acontecimiento que comparte con mucha alegría”.



Informó además, que durante su gestión se entregó 1.680 títulos, “queremos llegar al máximo nivel posible, garantizando que cada pequeño y mediano productor tenga la posibilidad de acceder a la correspondiente inscripción”.



En este sentido, manifestó que desde el gobierno se trabaja además, en los consorcios rurales y camineros, viviendas rurales, provisión de herramientas de trabajo, educación rural, asistencia sanitaria, electrificación rural, entre otras políticas. “De a poco vamos a transformar el paradigma productivo de la provincia”, aseveró.



TÍTULOS ENTREGADOS


En la ocasión se entregaron 25 títulos en el departamento Independencia, 25 en 25 de Mayo, 14 en Presidencia de la Plaza, 22 en el 9 de Julio, 8 en el Almirante Brown, 4 en el Belgrano, 10 en el Chacabuco, 24 en Quitilipi, 3 en el 2 de Abril, 4 en el 12 de Octubre, 13 en el Comandante Fernández, 6 en el Santa María de Oro, 32 en el Maipú, 14 en el O Higgins, 13 en el San Lorenzo y 10 en Naepenay. Los 126 títulos de tierras que faltan para llevar a los 353 se entregarán en Castelli y San Martín.



Estuvieron presentes el secretario general de la Gobernación, Juan Chaquires; el presidente del Instituto de Colonización, Raúl John París; junto a los vocales de la institución, Juan Gallovich y Nerdo Aguirre Peila; el subsecretario de Regularización Dominal, Silvio Sotelo; y el administrador de Vialidad Provincial, Carlos Kutnich. Además participaron, el diputado provincial, Ricardo Sánchez; el intendente de Hermoso Campo, Diógenes Requena; y representantes de Asociación de Productores Forestales y de organizaciones y movimientos sociales.



INSTITUTO DE COLONIZACIÓN AL SERVICIO DEL PUEBLO

París por su parte, consideró a los títulos de propiedad, no solamente como un acto administrativo sino como un ingrediente que va a servir para dignificar a la familia rural. Aseguró que, la entrega realizada este lunes es la muestra de que los trabajadores del organismo que preside entendieron el mensaje del gobernador de volver a poner el Instituto de Colonización al servicio del pueblo.



“Vamos a cumplir con las metas”, anticipó y señaló que van más allá de los títulos.



En este sentido, enumeró la delimitación de la línea de Barilari (el límite con Salta) lo que será -según aseguró- “un hecho histórico para la provincia”, que lo va a concretar este año, después de 100 años, la primera delimitación con Salta; además el Instituto participa en la mensuras que realizan los Agrimensores y del trabajo en conjunto - a través de un acuerdo- con los Agrónomos.



“Daremos solución a los problemas de las familias rurales que no tenían ni posibilidad de hacer mejoras”, anticipó y agregó que realizarán acciones con las comunidades originarias y con los intendentes. “Es un trabajo que no podríamos hacerlo solos”, explicó.



“Hoy por hoy tengo el orgullo de presidir una institución que está cambiando su destino”, manifestó y agradeció al gobernador por la confianza y a los pobladores por la paciencia de tantos años, a quien recomendó que cuiden los títulos. “Es una tierra sagrada de los chaqueños, va a ser para que produzcan y tengan su dignidad”, concluyó.