Lunes, 4 Junio, 2012 - 12:59

A días del Río +20
Cierran en Brasil el mayor basurero de Latinoamérica

Estaba ubicado al norte de Río de Janeiro, fue cerrado el domingo después de más de tres décadas de cuestionado funcionamiento ambiental.

Es a días de que comience en esa ciudad la conferencia de las Naciones Unidas sobre desarrollo sustentable.



El basural de Gramacho funcionó durante 34 años, recibiendo 9 mil toneladas de residuos producidos a diario en Río de Janeiro. La ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixeira, y el alcalde de la ciudad, Eduardo Paes, cerraron ayer con un simbólico candado y con clima de fiesta el basural, que será convertido en una usina de gas.



“Río cerrará todos los basurales del entorno a la Bahía de Guanabara, será un gran avance ambiental para el país y usaremos este modelo para cerrar los basurales a cielo abierto y sin planificación en todo el país”, dijo la ministra Teixeira, acompañada por el sindicato de recolectores que tenían a Gramacho como su principal fuente de renta.



“A partir de ahora Río no admitirá más violencia contra el medio ambiente como fue este crimen ambiental por varias décadas aquí en Gramacho”, agregó.



La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, prepara para mañana una serie de leyes que apuntan a preservación de áreas y la entrega de terrenos a los indígenas para su mantenimiento, en medio de la polémica por su proyecto del nuevo Código Forestal, objetado por los ambientalistas por considerarlo favorable a los ruralistas y a quienes deforestaron los bosques.



El caso del Gramachao será exhibido en la Cumbre, que se realizará del 20 al 22 de este mes, como uno de los logros de Brasil en reconvertir su política de recolección de residuos en polos de reciclado y separación selectiva de la basura.
Fuente: 
Clarín