Lunes, 4 Junio, 2012 - 11:17

Sáenz Peña
Denuncian por malversación de fondos públicos a dos funcionarios policiales de Zona Interior

El comisario Ramón Canteros presentó el pedido ante la Fiscalía Nº 3 para que se investigue a Julio Aguirre y Mario Ferreyra "por abusos y fraude al Estado por $ 500.000".

El comisario inspector Canteros inició en la Justicia una causa penal para investigar el accionar de ambos por la "defraudación al Estado por medio millón de pesos", detalló el denunciante.



La denuncia, según el detalle de Canteros, contempla “investigaciones por malvesarción de caudales públicos, agravada por el perjuicio al servicio de seguridad policial, abuso de autoridad, omisión a los deberes de funcionario público y abandono del cargo en concurso, con otras figuras típicas a determinar en el transcurso de la investigación”.



“La denuncia concreta
fue porque entre el día miércoles y jueves al enterarse de los cambios, el director general hizo preparar con sus subordinados sus pertenencias personales y algunos libros y biblioratos, lo cual me llamo la atención porque pertenecen a la policía”, comenzó explicando a Diariochacoco Juan Canteros.
“Al revisar uno de los biblioratos encontré graves irregularidades como por ejemplo en el tema de combustible tenían asignados dos vehículos a la Dirección General de los cuales solo se vio uno de las pocas veces que vino a esta ciudad. Al pedir
informe al personal subordinado me dijeron que efectivamente ellos tenía conocimiento que había otro auto un Totyota Corolla color blanco que estaba asignado a las esposas de estos Comisarios
Mayores en la ciudad de Resistencia con chofer que es policía, pagado por el Estado”.



Explicó luego que al
realizar un análisis a algunas de las notas a las que pudo tener acceso observó que “estos funcionarios recibían bimestralmente 3600 litros
de combustible que no eran utilizados en móviles policiales. Al realizar una serie de preguntas al personal me informaron que efectivamente estos funcionarios cambiaban las partidas de combustible por el equivalente en dinero en efectivo, suma que ascendía a 25 mil pesos bimestrales y si se tiene en cuenta que estuvieron ambos funcionarios entre 10 y 12 meses, se alzaron con una suma aproximada de 200 mil pesos cada uno aproximadamente en perjuicio del estado además de rescindir gravemente la seguridad de Sáenz Peña”.



Recordó Canteros que el comisario mayor Aguirre ya estuvo
trabajando en Sáenz Peña como director general en el periodo de agosto del 2010 a agosto del 2011. Aseguró además que Aguirre sería el mentor de este “modus operandi” para defraudar y malversar los caudales públicos.

Aclaró Canteros que esta denuncia la realiza ahora, porque recién el miércoles pudo ver los biblioratos, los cuales además pretendían llevarse de la unidad.



Señaló además Juan Canteros que el viernes fue amenazado al conocerse que esta iba a realizar una denuncia penal, “fui amenazado, el día viernes me obligaron a tomar una licencia de invierno para así
tratar de destruir las pruebas que ya tenía en mi poder
y que en la fecha hice entrega a la Fiscalía”.



Canteros no descarta que en las próximas semanas sea trasladado a otro punto de la provincia a cumplir sus funciones y reconoció que va a ser objeto de un sinnúmero de cosas que le van a pasar seguramente
después del día de hoy. Dijo Canteros que tanto en la policía como en la sociedad varios
grupos que tiene conocimiento de este hecho y que se han entrevistado el fin de semana con el cómo funcionarios de Poder Ejecutivo estamos cansados de estos funcionarios. “Que pase lo que me tenga que pasar yo voy a ir con esto hasta las últimas consecuencias” dijo Canteros al tiempo que señaló que teme por la seguridad más de su familia que la de el mismo.