Lunes, 4 Junio, 2012 - 08:06

YPF realiza la primera asamblea tras la recuperación

Designarán autoridades de directorio y la Comisión Fiscalizadora. El jueves definen los directores de la empresa.

La asamblea tendrá lugar en la sede social de YPF SA en el barrio porteño de Puerto Madero y será presidida por el titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Alejandro Vanoli.



Durante el encuentro, también se discutirá la remoción de miembros titulares y suplentes de ambos órganos sociales y se procederá a la votación de los candidatos propuestos por el Estado Nacional, titular de las acciones de clase A y por los accionistas privados titulares de acciones de clase D.



Vanoli presidirá la asamblea en cumplimiento del artículo 13 de la Ley 26.741 que pone a cargo del organismo de control del mercado de capitales la convocatoria y conducción de la primera asamblea ordinaria de la empresa en la nueva etapa, tras la expropiación concretada por el Estado argentino del 51 por ciento de las acciones que estaban en poder de Repsol.



El viernes pasado, el ministro de Planificación, Julio de Vido, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof, presentaron un trabajo -denominado "Informe Mosconi"- que da cuenta de la estrategia llevada adelante por Repsol para vaciar a YPF.



"La desinversión de Repsol era absoluta y por suerte, a partir de la decisión impulsada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, aumentamos 4,2 por ciento la producción de petróleo, y 10,2 por ciento la de gas", señaló De Vido.



Kicillof, por su parte, dijo que "queda una YPF de una potencialidad enorme, aún con toda la destrucción que le hicieron, sin explorar, sin invertir, dejando caer las reservas y endeudándose para cancelar la deuda rápidamente y luego girar utilidades al exterior".



Ambos funcionarios explicaron detalladamente cómo Repsol, la empresa española que a principios de la década del 90 era de mediana envergadura, se expandió internacionalmente a expensas de las reservas argentinas de petróleo, en una clara maniobra de vaciamiento, que sólo sirvió para generar indicadores de rentabilidad con enormes ganancias.



"Este es un informe público, que muestra a las claras la maniobra de Repsol, una transnacional, que compró YPF con bonos del Gobierno para venderlos posteriormente al precio nominal, maniobra que rápidamente les generó una buena diferencia", aseveró el viceministro de Economía.



En este sentido, aclaró que "el activo de Repsol se incrementó 142 por ciento cuando compró YPF y a partir de entonces comienza su negocio especulativo porque crece su endeudamiento".



"En los primeros dos años, Repsol liquida buena parte de nuestros activos, que en parte los hace cash (efectivo) y en parte los deja bajo la órbita de la propia empresa, en una transferencia intrafirma", detalló el secretario de Política Económica.



Durante la gestión de Repsol "se han perdido el 70 por ciento de las reservas de YPF, contando las internacionales, y encima cuestionaban nuestros precios internos que siempre tuvieron el objetivo de darle previsibilidad a los empresarios para que no dependan de los vaivenes del precio internacional" del crudo.



En abril pasado, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció la decisión de expropiar el 51 por ciento de las acciones de YPF en manos de Repsol a través del envío al Congreso de un proyecto de ley que declara de "interés público" a la producción hidrocarburífera.



Junto con el proyecto firmó un decreto de necesidad y urgencia con el que intervino temporariamente la conducción de la empresa y nombró al frente de ella a De Vido y Kicillof, cuyas funciones finalizan con la concreción de la asamblea de accionistas.



El proyecto de ley fue aprobado por el Congreso y contó con un amplio respaldo de las principales fuerzas políticas del país, a lo que se sumó el fuerte aval de la población a la decisión de que el Estado vuelva a tener el control de la compañía.



El Parlamento también aprobó la intervención de la petrolera, al ratificar la decisión tomada por la Presidenta a través del decreto de necesidad y urgencia que fue enviado a los legisladores para su tratamiento.



El 4 de mayo, durante un acto celebrado en Casa de Gobierno, Cristina designó al ingeniero en petróleo Miguel Galuccio como el nuevo gerente general de YPF.



La Presidenta lo presentó como "un símbolo" de los profesionales que vuelven al país y de la nueva etapa "moderna y competitiva" de la petrolera. Galuccio es un ingeniero en petróleo de 44 años egresado del Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA).



Nació en Paraná, la capital entrerriana, y tiene dos hijos. A partir de las decisiones que mañana instrumentará la asamblea de accionistas, pasará a ocupar formalmente el cargo de CEO de la compañía.



De Vido, en la rueda de prensa que compartió con Kicillof el viernes, dijo que el nuevo directorio de YPF se "definirá el próximo jueves, una vez que se lleve a cabo la Asamblea" de accionistas.
Fuente: 
Agencia Telam