Sábado, 2 Junio, 2012 - 11:32

Aporte al debate necesario
Paradojas en la sesión post incendio

El miércoles pasado estuvo a punto de producirse una situación paradojal en materia de legislación, que ha pasado para la próxima sesión de la Legislatura.

Está por aprobarse el proyecto de ley 4624/11 .-el cual sanciona las infracciones laborales muy graves con veinte tres mil pesos de multa ($ 23.000).



Entre las infracciones laborales muy graves está la falta de inscripción de los empleados, pero también se comprenden en esta ley
cuando por acción u omisión se impide que los trabajadores cesen en su trabajo por existir un riesgo cierto, grave e inminente; o que por desarrollar su actividad laboral los trabajadores puedan sufrir quebranto en su seguridad o su salud. Es decir, las acciones u omisiones que importen el incumplimiento de las obligaciones en materia de salud, seguridad e higiene en el trabajo.



Es
decir que al día
siguiente de un incendio que afectó la legislatura, donde no existe un plan de evacuación y donde
el estado no posee los medios necesarios para combatir incendios de altura y demás, estamos a punto de sancionar una ley
que prevee multas para el sector privado mientras el sector público las incumple notoriamente .




El
Artículo 2º de este proyecto de ley enviado por el gobernador
Capitanich prevee en su régimen de sanciones
Las infracciones leves se sancionarán de acuerdo a la siguiente graduación:



a) Apercibimiento, para la primera infracción leve, de acuerdo a los antecedentes y circunstancias de cada caso, evaluadas por la autoridad administrativa de aplicación.



b) Multa equivalente a la mitad y hasta el valor de un salario mínimo vital y móvil vigente al momento de aplicación de la sanción;



2. ) Las infracciones graves se sancionarán con multa equivalente a uno y hasta tres veces el valor del salario mínimo vital y móvil vigente al momento de aplicación de la sanción por cada trabajador afectado por la infracción.



3.) Las infracciones muy graves serán sancionadas con multa equivalente a tres y hasta diez veces el valor del salario mínimo vital y móvil vigente al momento de aplicación de la sanción por cada trabajador afectado por la infracción .



Recordemos que el salario mínimo es de 2300 pesos



Dos empleados heridos y varios damnificados fue el resultado del incendio en la legislatura. La pregunta es: ¿Ésta normativa es comprensiva de buscar la seguridad de los empleados o tiene un espíritu estrictamente fiscalista contra el sector privado?



Si le cobran 23.000 pesos de multa a una persona que deja un familiar a atender un kiosco, mas 23 mil pesos
por no tener un matafuego. ¿No es confiscatorio cobrar 46 mil pesos a un kioskero o almacenero
cuando este es el valor de todo su stock de mercadería ?




Este debate estaremos dando en la próxima sesión disipado el humo.



(*)Abogado

Diputado provincial UCR

Alianza Frente de Todos