Sábado, 2 Junio, 2012 - 08:52

Agredieron a un equipo de "6,7,8" durante un cacerolazo

El grupo, a cargo del productor Lucas Martínez,  fue golpeado por un grupo de manifestantes que protestaba la noche del viernes en el microcentro porteño.

Luego de que un camarógrafo de "678" fuera golpeado por militantes macristas hace un par de semanas durante un abrazo simbólico a los Tribunales porteños, este viernes por la noche un equipo de trabajo del mismo programa también recibió agresiones, en este caso por parte de personas que agitaban sus cacerolas para protestar contra el Gobierno en la esquina de Santa Fe y Callao.



El móvil del programa se encontraba a cargo del productor Lucas Martínez, quien luego de la agresión pudo contar lo sucedido durante una conexión en vivo con el piso donde se desarrollaba el envío televisivo.



Martínez contó el mal momento que tuvo que vivir junto a su equipo: "Estábamos realizando algunas notas cuando en un momento comenzaron a agredirnos verbalmente para luego comenzar a golpearnos. La peor parte se la llevó mi compañero Sergio Louso, que recibió una fuerte patada en el estómago".



"Nos instigaban, nos golpeaban. Nos estaban retirando y nos seguían golpeando e insultando; todo en un contexto de extrema violencia que jamás había vivido en mi carrera", agregó Martínez.



Por otra parte, luego de que el oficialismo saliera a minimizar el impacto de los cacerolazos registrados el jueves, diversas protestas similares volvieron a registrarse este viernes por la noche en distintos barrios del norte de la ciudad de Buenos Aires.



Las protestas tuvieron lugar en Barrio Norte, Recoleta, Colegiales, Palermo y Belgrano, y volvieron a ser convocadas a través de las redes sociales.



Más temprano el senador Aníbal Fernández, junto a otros referentes del oficialismo, buscaron minimizar el impacto de las protestas que resonaron en algunos barrios de la Capital en contra de las políticas del Gobierno, al señalar que a esa hora estaba mirando televisión.



"No tengo ninguna mirada. La verdad no les presté atención (a los cacerolazos). Estaba viendo Graduados y El hombre de tu vida", dijo el ex jefe de Gabinete en declaraciones a Radio Del Plata y en alusión a los programas que emitió Telefé‚ en la noche del jueves, a la misma hora en que se produjo la protesta.



Por su parte, en su habitual recorrida por obras de la gobernación tucumana, José Alperovich vinculó el denominado "cacerolazo" con la pulseada del Gobierno con algunos medios.



"Algunos medios como TN están buscando eso, pero eso no nos hace bien, nosotros tenemos que seguir trabajando. Yo no minimizo nada, pero estaba TN atrás de esto, como incitando a la gente, si uno en política minimiza pierde", apuntó Alperovich en un contacto con la prensa en la localidad de Yerba Buena.



Asimismo, la actriz Florencia Peña, identificada con el kirchnerismo, criticó duramente a quienes protagonizaron la protesta.



"Chicos, en un país donde todavía hay gente que se muere de hambre, hacer cacerolazo por el dólar es joda. Y esto no es joda. Sin jajaja", escribió Peña en su cuenta de la red social Twitter.



"Yo vendí todas mis cacerolas en dólares, cagué‚ ahora, no tengo con que ir a la marcha", ironizó la actriz en otro de los mensajes que escribió. Y, por último, respondió a las críticas que varios seguidores le realizaron por sus anteriores tweets. "Uyuyuyuy!!! Qué‚ bravo se pone cuando pensamos distinto. Tranquis! No se atormenten. Podemos tener diferencias, no se asusten", agregó Peña.



En la noche del jueves, vecinos de la zona norte de la Capital Federal participaron de un "cacerolazo" convocado a través de las redes sociales, en protesta contra diversos "problemas" por los que cuestionaron al Gobierno.



Según pudo constatar la agencia Noticias Argentinas, los manifestantes se quejaron puntualmente por las restricciones a la compra de dólares, pero también se expresaron en contra de "la corrupción y la inseguridad", y hasta se mostraron críticos del revalúo inmobiliario rural en la provincia de Buenos Aires.



"Protestamos porque no podemos comprar dólares. No podemos hacer lo que queremos con nuestro dinero", le afirmó un vecino a un cronista de NA mientras protestaba, cacerola en mano, en la esquina de Santa Fe y Vidt, en el barrio de Palermo.



La protesta, de la que participaron pequeños grupos de vecinos en las calles cada cuatro cuadras y desde los balcones de sus departamentos, comenzó a las 20:55 y se extendió hasta cerca de las 22.



"Por una Argentina que todos queremos. Basta de corrupción, basta de restricciones a las importaciones, basta de expropiaciones, basta de inseguridad", señaló la convocatoria a la protesta que circuló en Facebook y Twitter.
Fuente: 
Infobae