Jueves, 31 Mayo, 2012 - 12:50

Mato Grosso, Brasil
Brutal desalojo de indígenas por obras de una represa

El Gobierno de Dilma Rousseff planea construir una gigantesca represa hidroeléctrica a orillas de un afluente del Amazonas y por ello echaron de su hogar a 40.000 kapayós.



El proyecto del gobierno brasilero busca empezar con las obras de  la represa hidroeléctrica de Belo Monte, que promete ser la tercera más grande del mundo, a orillas del río Xingú, uno de los afluentes del Amazonas, en Mato Grosso.



El problema es que dicha obra inundará 400.000 hectáreas de bosque, lo que dejará sin hogar a 40.000 habitantes de pueblos originarios. La tribu Kapayó, junto a otras tribus y organismos internacionales, viene reclamando que la represa que no se construya, y en la última protesta fueron violentamente reprimidos.



Las imágenes son más que elocuentes.
Fuente: 
Perfil