Miércoles, 30 Mayo, 2012 - 12:21

Malas condiciones de trabajo con bajo sueldo: denuncia de residentes

Médicos residentes del hospital Perrando y el Pediátrico relatan que cumplen jornadas laborares de hasta 36 horas por un salario de $ 2000.

Un día como hoy
queremos dar a conocer nuestra situación, por no decir injusticias a las que estamos sometidos, y que muchas veces callamos.



Somos médicos residentes de los hospitales Perrando y Pediátrico Castelán, y por este medio queremos contar que trabajamos muchas horas todos los días, a veces hasta 36 horas de corrido, cuando no tenemos guardias castigo, fines de semanas y feriados, esto por tres o cuatro años prácticamente sin descenso del número de guardias, por el número reducido de residentes que somos.
Sin embargo trabajamos con dedicación y esmero, con la vocación que nos ha llevado a ser lo que somos, soportando cosas que otras personas no lo harían; no dormimos, no comemos como debemos y no tenemos tiempo para estudiar, y ni hablar del tiempo libre. Y que
obtenemos
a cambio la indiferencia del sistema de salud y de nuestros gobernantes, quienes dicen enterarse de esta situación en el día de hoy.



Un día como hoy, siendo fin de mes (29/5), no hemos cobrado aun nuestro mínimo e ínfimo sueldo, sin ninguna explicación, ni respuestas,
lo que nos moviliza de manera cordial a Casa de Gobierno,
enterándonos que hicieron modificaciones sin avisarnos, y que ni siquiera cobramos este mes, sino a principio del mes próximo, y que además nos descuentan $600. Esa es la respuesta que encontramos, el porque todavía no lo tenemos.



Los que escribimos somos jóvenes, que tuvimos la decisión de terminar la facultad y seguir estudiando en el sistema de residencias, y por la calidad de formación elegimos Resistencia Chaco. Muchos de nosotros casados con hijos, otros y auque usted no crea aun vivimos con nuestros padres.
Este sistema nos tiene trabajando por poca cantidad de dinero ($2000- 2300) con un contrato que no nos permite hacer guardias extras pagas, ni trabajar en otro lugar, que de igual manera no podríamos hacerlo, ya que las guardias obligatorias son de 6 a 15 al mes. Además este sistema, nos obliga a rotar por hospitales del interior de la provincia y por Bs As varios meses, debiendo ser nosotros quienes solventemos gastos de traslado y estadía.



Un día como hoy decimos basta, sí, basta de callar las injusticias! Estamos cansados, queremos lo que merecemos, un sueldo digno que nos sirva para vivir.

Por eso mañana nos juntamos para decidir que hacer, o parar de trabajar para que las cosas caminen… y aunque somos médicos y no piqueteros parece que es la única manera de que nos escuchen.