Martes, 29 Mayo, 2012 - 09:11

Desmiente al ministro de Producción Orban
Greenpeace afirmó que las fotos de desmontes en Chaco fueron captadas este año

“No hay peor ciego que el que no quiere ver”, acusó la organización y aseguró que “Chaco miente para seguir promoviendo la destrucción de El Impenetrable”.

A raíz de las declaraciones de funcionarios del gobierno del Chaco, donde acusan a Greenpeace de presentar pruebas falsas en relación a las denuncias por desmontes ilegales, el coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace Hernán Giardini, señaló:



“Cinco de las trece imágenes aéreas que le entregamos a la Justicia y al gobierno del Chaco, captadas entre enero y abril de este año, muestran a las topadoras en pleno proceso de desmonte en zonas que la normativa nacional prohíbe hacerlo. No hay peor ciego que el que no quiere ver. El primer paso para resolver un problema es reconocerlo, algo que evidentemente el gobierno del Chaco no quiere hacer, y apela a la mentira para seguir promoviendo la destrucción del Impenetrable”.



“Las imágenes son contundentes: los sistemas silvopastoriles que se están autorizando en El Impenetrable no son sustentables y resultan un desmonte encubierto o en etapas. Vamos a seguir monitoreando la región y hacer que se cumpla la Ley de Bosques. No vamos a permitir que ni una topadora desmonte en El Impenetrable”, afirmó Giardini.



El pasado 14 de mayo el gobierno provincial dictó una resolución mediante la cual suspendió por 60 días los aprovechamientos silvopastoriles en bosques nativos clasificados en la Categoría II (amarillo).



La misma fue el resultado de la reunión entre el Gobernador Jorge Capitanich y representantes de Greenpeace, luego de que la organización ambientalista bloqueara dos topadoras que estaban desmontando en El Impenetrable con permisos otorgados por la provincia que violan la normativa nacional.



El Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos de la provincia del Chaco clasifica a los bosques de “El Impenetrable” en la Categoría I (rojo) y la Categoría II (amarillo), que no permiten desmontes. Sin embargo, la autorización de realizar desmontes selectivos para la aplicación de sistemas silvopastoriles para ganadería intensiva, claramente viola la Ley de Bosques.