Lunes, 28 Mayo, 2012 - 16:35

"Sin casco no hay combustible"
Domínguez se reunió con funcionarios municipales y la Cecach

Avanzaron en temas relacionados a la prohibición de venta de combustible a todos los conductores de moto que no lleven puesto el casco reglamentario.

“Estamos en una etapa destinada a pulir detalles y modificar o incorporar todo lo que haga del Proyecto una Ley integral que resulte positiva para todos y en especial para aquellos conductores de motovehículos que corren grandes riesgos en accidentes de tránsito por no llevar puesto, él y sus acompañantes, el casco reglamentario”, dijo Domínguez, al término del encuentro realizado en la sala de reuniones de la Secretaría de Planificación municipal.



Domínguez evaluó como positivo el encuentro del que participó el dirigente de la CECACH Miguel De Paoli, acompañado por asesores de la entidad que agrupa a los expendedores de combustibles y con la participación como anfitriona la ingeniera Ebe Arechavala.



“Hemos tirado sobre la mesa muchas cuestiones vinculadas con el Proyecto, detalles puntuales desde el punto de vista de los expendedores y desde quienes impulsamos este proyecto que tiene como único objetivo terminar con la falta de conciencia en la población sobre el tema, con la implementación de medidas alternativas que contribuyan a salvar vidas y mejorar el tránsito vehicular” señaló el legislador.



Cabe recordar que el diputado radical presentó un Proyecto de Ley destinado que prohibiría la venta de combustible a quienes conducen motovehículos y no lleven puesto el casco reglamentario. “este debe ser un aporte más a la toma de conciencia que implica llevar puesto el casco, cuestión que evitaría que se produzcan consecuencias graves en accidentes de tránsito para la integridad física de los conductores y sus acompañantes” dijo Domínguez.



Luego agrego que la idea además es que “la población vaya tomando conciencia a la hora de cumplir con las normas vigentes, lo que llevaría a prevenir accidentes y esto conllevaría la posibilidad de evitar gastos mayores en materia de salud pública y disponer de los servicios de la misma para otro tipo de situaciones minimizando el hecho de que haya mayoría de accidentados conductores de motos en los hospitales y sanatorios locales, liberando ambulancias y también agentes de policía que deben abocarse a atender accidentes en lugar de trabajar en la prevención de delitos”, afirmó.



Finalmente Domínguez convocó a la sociedad para que se involucre “para implementar cambios de conducta y generar conciencia de su uso y de los riesgos por la no utilización de medidas de seguridad personal como ser el casco”.





El legislador agradeció a Miguel De Paoli, de la Cámara de Expendedores por la predisposición para debatir ideas respecto del proyecto, y en igual sentido lo hizo con la secretaria de Planificación del Municipio capitalino, Ebe Arechabala.