Sábado, 26 Mayo, 2012 - 08:21

El Presidente de la UCR de Córdoba ratificó el rol opositor del partido para prepararse para gobernar en 2015

Giménez aclaró que si bien "el 2015 parece lejano para los ciudadanos, para la formación de una alternativa de gobierno hay que trabajar con tiempo".

El presidente de la Unión Cívica Radical de Córdoba, Alberto Giménez, ratificó el rol opositor del radicalismo a nivel provincial y nacional porque sostuvo que el partido "se prepara para gobernar en 2015".







Giménez, quien además es director de la empresa municipal de transportes TAMSE, aclaró que si bien "el 2015 parece lejano para los ciudadanos, para la formación de una alternativa de gobierno hay que trabajar con tiempo".



"Esta primera etapa será de fortalecimiento de los partidos, fundamentalmente de la UCR; en abrir canales de participación", dijo el dirigente.







Además, en una entrevista que publicó hoy el diario La Voz del Interior, remarcó que recién después de que "transitemos esa etapa vendrá la discusión de alianzas políticas".







"Primero tenemos que aliarnos con aquellos sectores a los que pretendemos representar", indicó Giménez.







Respecto de la situación provincial, el jefe de la UCR dijo que el bloque radical en la Legislatura "está llevando a cabo un rol de control y de oposición y vamos a profundizar el trabajo de los legisladores con respaldo y directiva partidaria".







Es, dijo, "un claro rol de control y alternativa, porque el radicalismo se prepara para gobernar en 2015".



"Tenemos un camino que recorrer en el sentido de marcar nuestras diferencias de opinión con el gobierno de la Provincia. Esto no debe ser un salto al vacío; nuestro partido se va a preparar con sus cuadros técnicos y políticos, y con los ciudadanos para poder gobernar en 2015", añadió.







Asimismo, señaló que "hay una nueva realidad en la UCR de Córdoba. Es decir, al espacio territorial que ocupaban los intendentes se suma la Capital, que no es un dato menor, en la definición de las políticas de la UCR".







"Hoy el radicalismo gobierna 65 ó 70 por ciento de lo territorial a través de sus municipios, a lo que hay que sumarle las dos capitales, Córdoba y Río Cuarto", acotó.







Giménez indicó que "hay una relación que establecen los intendentes con el Gobierno. Ahora, como partido, tenemos otro rol. Debemos respaldar las gestiones de nuestros intendentes, que expresan el poder territorial del radicalismo".







Pero, dijo, que "como partido político, somos opositores al gobierno de De la Sota y vamos a cumplir ese rol. Somos opositores al Gobierno de la Provincia y al Gobierno nacional".







El radical ratificó que van "a respaldar aquellas políticas de Estado, como son los reclamos que tiene la Provincia con la Nación en cuanto a sus recursos, fundamentalmente los de la Caja de Jubilaciones. Pero no vamos a apoyar otras políticas con las que no estamos de acuerdo".
Fuente: 
DyN