Viernes, 25 Mayo, 2012 - 17:49

El obispo de Bariloche contra la megaminería

Fernando Maletti, obispo de Bariloche, pidió ante la presidenta que "no falte el pan en las mesas, el trabajo digno y justicia en las estructuras".

Además el prelado que presidió el Te Deum oficial por el 202 aniversario de la Revolución de Mayo en la catedral barilochense de Nuestra Señora del Nahuel Huapi, alentó a "estar a la altura de este desafío histórico" a fin de poder proyectarlo como "prioridad nacional" de cara al bicentenario de la Independencia, en 2016 y rechazó en forma elíptica la megaminería.



"Mucho hemos hecho, pero mucho queda por hacer", aseguró Maletti parafraseando un documento de la Conferencia Episcopal Argentina.



Maletti pidió a Dios que "bendiga a todos, a sus hogares y sus familias. A todos los argentinos y a toda persona que vive en nuestro suelo, en especial a los que sufren y pasan necesidades".



"Que no nos falte el pan en nuestras mesas, el trabajo digno en nuestras manos, la paz en nuestros corazones y la justicia en nuestras estructuras", reclamó a modo de oración durante la acción de gracias a la Patria. Maletti también invitó a los presentes en el templo patagónico a rezar la Oración por la Patria, dicha por los obispos argentinos en la crisis 2001-2002, en la que se pide "la valentía de la libertad de los hijos de Dios, para amar a todos sin excluir a nadie, privilegiando a los pobres y perdonando a los que nos ofenden, aborreciendo el odio y construyendo la paz".



El obispo hizo, además, una elíptica referencia a los proyectos megamineros a cielo abierto en la región, al instar a cuidar a la madre tierra como "nos enseñan los pueblos originarios" y a ver el terruño como "una casa y un regalo de Dios".

Antes de la homilía, hicieron una reflexión los representantes de los pueblos originarios Albina Carugo, Silvina Quinchafil y Florentino Quinchafil, quienes pidieron respetar la madre tierra y la naturaleza.



También se escuchó una invocación religiosa del rabino Daniel Goldman, el pastor metodista Frank de Nully Brown, el sheij Ruweili, y arzobispo Siluan Muci, metropolitano de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa de Antioquía.

El representante de la comunidad judía advirtió que "ninguna memoria es sustituta de la justicia", al criticar que quienes torturaron durante la última dictadura militar "sigan caminando impunemente por las calles de nuestras urbes". Goldman hizo, además, una referencia a un soldado estaqueado por sus superiores un 25 de mayo de 1982 en Malvinas. Antes de finalizar el Te deum, monseñor Maletti se dirigió a la Presidente para obsequiarle algunos regalos de "estas tierras patagónicas".



Un veterano sacerdote y miembro de los pueblos originarios entregó una imagen de la Virgen de las Nievas, patrona de la región, mientras el rector de la catedral le acercó una copia del libro que evoca la misión del Nahuel Huapi en 1672 y una niña una cruz realizada por artesanos del lugar.