Jueves, 24 Mayo, 2012 - 18:31

Con menor participación, concluyen las históricas elecciones en Egipto

Los egipcios acudieron a las urnas, en la segunda jornada de las elecciones presidenciales para elegir al sucesor de Hosni Mubarak.

Los egipcios volvieron a acudir a las urnas, aunque con una baja participación, en la segunda jornada de las elecciones presidenciales para elegir al sucesor de Hosni Mubarak, derrocado en febrero de 2011, según la televisión estatal y analistas.



Pese a que los empleados públicos tenían el día libre para facilitar que fueran a votar, tras la alta afluencia del miércoles sólo se vieron pequeñas filas a las puertas de los locales electorales en El Cairo.



La televisión mostró también filas formándose fuera de los locales de varias provincias fuera de la capital.



"Las votaciones siguen tranquilas en toda la nación", dijo Mohammed Abdul Hadi, miembro de un grupo de monitoreo judicial, que señaló que no se registraron graves irregularidades.



Sin embargo, una organización no gubernamental egipcia reportó 143 supuestos casos de violaciones electorales en los primeros comicios presidenciales libres que comenzaron el miércoles en el país.



Los observadores Red de Monitores sin Fronteras señalaron en un comunicado que entre las irregularidades se encuentra intentos de influencia a votantes, solicitudes de voto ilegal, votaciones masivas en locales sólo para mujeres y otro tipo de errores.



Las irregularidades, que fueron reportadas a la comisión electoral, se registraron principalmente en grandes ciudades como El Cairo, Giza o Alejandría.



También se registraron enfrentamientos ante algunos locales electorales entre los seguidores de distintos candidatos, que dejaron 28 heridos, según medios estatales, un saldo considerablemente menor que en otros comicios.



Las quejas por sobornos e influencias en la votación fueron menores que en las últimas parlamentarias, en las que el sector islámico resultó vencedor.



Ante un local electoral en El Cairo el candidato Ahmed Shafik fue acosado por sus opositores, que le lanzaron zapatos. El director de su campaña, Ahmed Sarhan, dijo por la noche que no había resultado herido y que la mejor respuesta a ese tipo de acciones es la participación electoral.



Shafik fue el último primer ministro de Hosni Mubarak y es considerado por muchos un hombre del antiguo régimen y criticado por tanto por los islamistas y por los jóvenes de la revolución.



Mientras, el jefe del Consejo Militar de las Fuerzas Armadas, Hussein Tantawi, inspeccionó un local electoral en Helipolis, en el este de El Cairo, antes de dirigirse a un puesto de control para seguir el proceso electoral en el Ministerio de Defensa. Otros miembros del consejo militar inspeccionaron otros locales a las afueras de El Cairo.



Unos 300.000 soldados y policías fueron desplegados para vigilar la seguridad en le país en estos comicios en los que más de 50 ciudadanos están llamados a las urnas en dos jornadas.



Los resultados se esperan el sábado. No se prevé que ninguno de los trece candidatos alcance la mayoría absoluta que permita evitar una segunda vuelta, que se celebraría el 16 y 17 de junio.



Los mejor posicionados son Shafik, el ex ministro de Exteriores y ex secretario general de la Liga Árabe, Amre Mussa; Mohamed Mursi, de los Hermanos Musulmanes; el islamista independiente Abdul Moneim Abul Fotuh y el izquierdista Hamdeen Sabahy
Fuente: 
Ámbito