Jueves, 24 Mayo, 2012 - 11:36

Sobre las trabas a las importaciones y el dólar
Capitanich defendió la apuesta al peso y a los productos locales porque "benefician la economía"

El gobernador analizó la situación por la suba del valor de la moneda norteamericana, la "fuga de capitales" y el impacto que produce el control a las importaciones.

Frente a la polémica en torno al valor de la moneda norteamericana, dada la restricción para su compra y despegue del dólar blue; el gobernador Jorge Capitanich consideró que la virulencia que se da tras esa divisa es producto de la especulación y que la medida que promueve el cierre a las importaciones cumple la misión de defender la economía argentina.



Indicó que en Argentina existe un tipo de cambio flotante "con regla implícita" y que toda la especulación por el dólar paraledo "es un mercado marginal y pequeño".



"Si usted quiere viajar al exterior, tiene el pasaje acreditado, el motivo determinado del viaje y el origen del dinero en pesos va al mercado de cambio oficial y compra dólares", describió resaltando que la operación "no infiere mayores complicaciones". 



Afirmó que se ha pretendido "azuzar" desde el punto de vista cambiario, "y la verdad es que Argentina tiene una regla implícita para el seguimiento y la evolución del tipo de cambio para mantener la compititivad". Según su análisis, para proteger nuestra industria necesitamos un tipo de cambio competitivo.



"¿Quien tiene problemas para adquirir dólares?, el que lo hace simplemente es con motivo de especulación porque quiere ir a un mercado marginal", sostuvo.



"Es cierto que el argentino medio, sobre todo en Buenos Aires tiene una tendencia de ahorro de dólares, pero la pregunta es `¿Por qué ahorra en dólares y no en pesos?´: porque puede tener algun cuestionamiento al sistema financiero argentino, pero la verdad es que es líquido y solvente", abundó.



Defendiendo el sistema económico local, remarcó que el mismo no admite dificultades y está "calzado" porque los préstamos están corregidos; y que la permanente atención sobre el dólar es parte de una cultura que se ha afincado.



Por otro lado, dijo que la denominada "fuga de capitales" está mal interpretada, ya que quienes extraen dólares a corto plazo lo cambian a pesos, lo cual suma al financiamiento y la inversión en el país. Gran parte de ese dinero retorna, pero eso no se registra en el sistema financiero.



LAS IMPORTACIONES

Sobre las polémicas medidas para controlar las importaciones adoptadas por el secretario de Comercio Interior de la Nación, Guillermo Moreno, Capitanich señaló que tendrán dificultades  quienes estén dentro del régimen de licencias temporarias. Esto buscaría la "desindustrialización con la afectación del empleo argentino eventualmente, porque afecta el funcionamiento de la economía". Pero si se trata de un bien que no se encuadra en vigencia temporaria o es perfectamente evaluada por las autoridades de Comercio Exterior, o un intermedio y se trata de un insumo para el desarrollo argentino, la operación es viable.



También -precisó- puede darse el caso de que los productos extranjeros estén dentro de la regulación aduanera, porque no cumplen ciertas condiciones para el ingreso: eso siriviría para proteger la calidad de los bienes importados.



Estas medidas sucitaron críticas de distintos sectores pero el gobernador defendió la postura del Gobierno Nacional: "A veces puede resultar molesta la ingerencia del Estado en el mercado privado. Pero históricamente se ha determinado que nuestro problema siempre fue la crisis del sector externo". Que el Gobierno tenga siempre  la capacidad para acumular reserva, es la mejor politica que siguie este modelo, expresó.



Por último, resaltó que lo que hay que generar son "reactivos" necestarios para sustituir lo extranjero por lo local y reconoció que es posible que existan restricciones a corto plazo, " pero el equilibrio a mediano y largo plazo se da.