Miércoles, 23 Mayo, 2012 - 19:02

Carbón: Peche expresó satisfacción por la Emergencia

El diputado fue el autor de la iniciativa que establece beneficios por el término de 365 días a productores carboneros declarados en emergencia.

El presidente del Interbloque de diputados de la Alianza Frente de Todo Carim Peche manifestó su satisfacción por la aprobación de su proyecto 1555/12 mediante el cual se establecen beneficios por el término de 365 días a productores carboneros declarados en emergencia por el Poder Ejecutivo y que acrediten estar afectados por la misma.



Peche dio a conocer los alcances de su propuesta “pedimos que se suspendan los reclamos fiscales provinciales, municipales y nacionales iniciados o a iniciarse como así también el secuestro y remate de bienes en ejecución de sentencias, ejecutivos, administrativos y prendarios contra los productores comprendidos en la presente Ley que acrediten sumariamente tal condición” y adelantó que “La norma establece que el ejecutivo instrumentará dentro del plazo máximo de 30 días la reglamentación para la aplicación efectiva del beneficio”



“La exportación de carbón vegetal en la provincia del Chaco se ha paralizado como consecuencia del envío al exterior de mercadería contaminada, lo que produjo graves consecuencias para el sector y para las actividades vinculados con los mismos, se ha cortado la cadena de pagos ya que las empresas asociadas al trabajo y la exportación de carbón no pueden asumir sus compromisos financieros debiendo en algunos casos, verse obligados a suspender y/o despedir personal al no poder hacer frente a sus compromisos financieros, arrastrando con ellos también a los transportistas, proveedores y demás cuestiones” aseguró.



El titular del bloque aliancita advirtió que “las consecuencias nefastas de cortar en forma abrupta las operaciones económicas de un sector de la economía provincial provocan la perdida de capital de trabajo, juicios por incumplimiento de contratos, imposibilidad de ingresar divisas por anticipos de exportación vencidos por faltas de exportaciones, imposibilidad de cancelar compromisos con proveedores de servicios y cierre de cuentas bancarias”.



“La situación de quiebre del sector se agrava como consecuencia de que la mano de obra ocupada por la actividad en forma directa llega las 36.000 personas, a tal efecto es importante resaltar que esta actividad es la que mayor redistribución tiene de las divisas que ingresan sobre las clases más necesitadas y mano de obra no calificada” expresó.



Por último destacó que “la interrupción de la cadena de pagos representa para este sector la posibilidad cierta de quiebre económico en la provincia, ya que las empresas asociadas al trabajo y la exportación de carbón pueden presentarse en convocatoria, suspender y despedir al personal al no poder hacer frente a sus compromisos financieros arrastrando a los sectores vinculados con dicha actividad, con lo cual resulta imperioso proveer de una herramienta que de algún modo suspenda por un año los efectos de la crisis generada por la decisión de paralizar las exportaciones de carbón”.