Miércoles, 23 Mayo, 2012 - 17:11

Comisario confirmó que Marita Verón pudo haber sufrido doble secuestro

Esta hipótesis fue confirmada por el comisario Julio Fernández, jefe de la división Trata de Personas de la Policía de Tucumán.

Él ratificó hoy ante la justicia que María de los Ángeles Verón pudo haber sufrido "un doble secuestro" a manos de redes de proxenetas que habrían pagado por ella 3 mil pesos.



En ese sentido, Fernández dijo que se investigó si Verón, tras ser raptada el 3 de abril de 2002 cerca de la Maternidad de esta capital, volvió a ser secuestrada tres días después, también en San Miguel de Tucumán, tras ser enviada de regreso desde la localidad de Los Gutiérrez donde agentes policiales la hallaron en mal estado.



"No se sabe qué pasó en esos tres días, pero yo tengo la hipótesis que fue abordada en la terminal de ómnibus", remarcó el policía, quien trabajó durante la búsqueda inicial de Verón en el Departamento de Investigaciones de la fuerza de seguridad.



Además, sostuvo en diálogo con la prensa local que "hay testimonios de chicas que se dedicaban a la prostitución en La Rioja y manifestaron que estuvieron junto a ella".

El jefe de la División Trata de Personas remarcó que hasta hoy se "sigue investigando dónde está Marita" y busca "datos de interés para llegar a algún lado o alguna persona".



También reconoció que se confrontaban datos genéticos de la familia Verón con los restos de una mujer hallados semanas atrás en la localidad salteña de Cafayate.

Al declarar ante el tribunal en el juicio oral, el policía reiteró las sospechas contra el imputado Pascual Andrada, ex efectivo de la Policía de La Rioja sindicado como el encargado de llevar mujeres a prostíbulos de esa provincia.



Entre esas jóvenes sometidas a trata y prostitución identificó a las testigos Noemí y Roxana, con quienes habló de la causa.



"En La Rioja hicimos operativos en Chilecito, porque había una información de que una persona llamada Fernando Pierri le compró a Marita a Irma Medina (también imputada) por 3.000 pesos", sostuvo.



Además, recordó a Andrea, una víctima de trata de personas, que identificó a una joven con una cirugía de cesárea compatible con Marita Verón, a la que conoció con el nombre de Mariana.



Ese dato podría corroborar la hipótesis que durante su cautiverio Verón habría tenido un hijo con otro de los acusados, José "Chenga" Gómez, según diversos testimonios.

Después testificó la sargento de policía María de los Ángeles Albarracín, quien dijo haber recibido la declaración de una mujer riojana que no quiso identificarse por miedo, quien le relató que Medina y sus hijos, Fernando y Gonzalo, golpearon a Verón hasta matarla.



"Su cuerpo habría sido enterrado en un pozo al fondo del burdel Desafío, junto con el de otras chicas asesinadas", afirmó la oficial de policía.
Fuente: 
Agencia DyN