Miércoles, 23 Mayo, 2012 - 16:34

Declararon Gio Moreno y Santander tras la amenaza de los barras

Un fiscal les tomó hoy declaración indagatoria luego de la amenaza que recibió el colombiano con un arma de fuego por parte de barrabravas de Racing.

Moreno y Santander, quien acompañaba al colombiano cuando ayer fue amenazado en Avellaneda a la salida del entrenamiento de Racing, prestaron declaración en uno de los vestuarios del Cilindro.



El fiscal se presentó en el entrenamiento del equipo luego de que el CoProSeDe (Comité Provincial de Seguridad Deportiva bonaerense) realizara una denuncia de oficio de la amenaza sufrida por Moreno, a quien un barrabrava le apoyó un arma de fuego en la rodilla.



En el entrenamiento también estuvieron el presidente de Racing, Gastón Cogorno; otros dirigentes del club de Avellaneda; el titular de Futbolistas Argentinos Agremiados, Sergio Marchi; y los representantes del jugador cafetero, Daniel Pellerano y Agustín Jiménez.



La denuncia realizada por el titular del CoProSeDe, Rubén Pérez, recayó en el juzgado número tres de Lomas de Zamora. "Trataron de dar las mayores precisiones de lo que pasó", dijo Marchi sobre las declaraciones de Moreno y Santander en diálogo con TyC Sports.

Sin embargo, se pudo averiguar que hasta pasadas las 16, los investigadores todavía no tenían datos concretos sino sospechas de quiénes fueron los barras que amenazaron a Moreno.



Uno de ellos le dijo al colombiano que era "el jefe de la barra de Racing", pero Moreno le comentó al fiscal que desde que llegó al club de Avellaneda, "más de treinta personas" se le presentaron como el líder de la hinchada.



Marchi -según él mismo comentó- tendrá mañana a la tarde una reunión con el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, en la que le pedirá "ayuda" para que los futbolistas no vivan situaciones incómodas con los barras.



"Lo que necesitamos es que nos den una mano y que nos ayuden. La única forma de combatir la violencia es aplicando la ley a quien corresponda con todo el rigor. Nosotros debemos acompañar desde el lugar que nos toca para revertir esta situación que es desagradable para muchísima gente", expresó Marchi. El entrenamiento del equipo se realizó a puertas cerradas y con presencia policial en la puerta del estadio y de seguridad privada en el interior del Cilindro.



Antes de que comenzara la práctica, el plantel mantuvo una extensa reunión en el vestuario ante la presencia de los máximos dirigentes del club y de Marchi.
Fuente: 
Agencia DyN