Miércoles, 23 Mayo, 2012 - 19:45

El "blue" y las restricciones en el oficial
La imprevisibilidad del dólar impacta fuerte en el mercado de bienes raíces

Operadores inmobliarios describieron a Diario Chaco distintos escenarios pero todos coincidieron en que la inestabilidad del dólar causa efecto en el mercado.

Con el "blue" o dólar paralelo que ya supera los $ 6 y la inflexiblidad en las medidas que Gobierno ordena para controlar y frenar la compra en los bancos, el imprevisible valor de la moneda norteamericana se posicionó en el centro de la óptica financiera y uno de los sectores donde más repercute este fenómeno es el mercado inmobiliario.



Para lograr una visión local, Diario Chaco consultó a tres empresarios inmobiliarios. Carlos Caravaca, José Luis Cramazzi y Raúl Sironi. Cada uno de ellos planteó un escenario diferente, pero todos coincidieron en que la inestabilidad del dólar causa efecto en este mercado.



CARAVACA PAZOS: RECELO ENTRE COMPRADOR Y

VENDEDOR POR EL VERDADERO VALOR DEL DÓLAR

El empresario planteó que la inestablidad del dólar impacta directamente en el negocio inmobiliario. Distinto es el caso en las obras en construcción, debido a que las empresas constructoras aceptan pesos, porque existen cadenas donde se puede comprar los materiales con la moneda local.



Donde subyacen las complicaciones es en el caso de las ventas de particulares. En esa negociación, los dueños pretenden que se les pague con billete dólar y hay compradores que no quieren tocar sus ahorros en "verdes". Pretenden pagar en pesos y en ese momento se  presenta el conflicto.



Pese a que no puede establecer un claro porcentaje, Caravaca afirmó que se frenaron las transacciones;  por la diferencia entre lo pretendido del que vende y el que compra.



"Los dólares están frizados, la gente no los quiere tocar, ante la expectativa que siga su curso ascendente" expresó el corredor inmobiliario. 



En las dudas y los diferentes valores del dólar, se presenta el eje del conflicto. El vendedor requiere por la propiedad un monto en pesos superior al del cambio oficial del dólar.  “Si el comprador dice, bueno, te voy a comprar el inmueble a $ 4.80 por dólar, el vendedor dice no... cómo... si está a más de $ 6, o dame por lo menos 5.50 y ahí empiezan las discusiones", ejemplificó el empresario.



En algunos casos el comprador accede a pagar un poco más que lo que fija el dólar oficial, consideró el consultado. La actual relación hacia el dólar, para Caravaca, es similar a la que se presentaba en 2001. La gente guarda para ver si en el futuro puede comprar algo mejor o comprar lo mismo con igual cantidad de dólares, lo cual produce una distorsión en el mercado.



CRAMAZZI: "EL NEGOCIO EN

DÓLARES ESTÁ PARALIZADO"


José Luis Cramazzi afirmó que dada la variación del dólar indiscutiblemene estamos en un mercado de incertidumbre. El billete verde casi no existe en la plaza y hoy las operaciones que se siguen realizando son de fideicomiso, operaciones desde el pozo o en construcción donde las cuotas se pagan en pesos, actualizadas con algun indice de la construcción.



En este plano, Cramazzi dijo que la gente sigue apostando en ese tipo de operación porque es en pesos y que es muy apresurado hacer un análisis de la repercusión del dólar, pero nadie toma el dólar blue.



La incertidumbre que impera desde hace aproximadamente 30 días, llevó a que el mercado "prácticamente esté parado", dijo el empresario. "Lo único que se realiza de operaciones es en
pesos y especialmente si son fideicomisos
o sea de
construcción porque las cuotas son en pesos actualizadas con algun índice" concluyó.



SIRONI: LA SEGURIDAD DE LOS BIENES

RAÍCES ANTE LA FLUCTUACIÓN DEL DÓLAR


El agente inmobiliario, Raúl Sironi resaltó que como todo mercado, los negocios en bienes raíces tratan de acomodarse a las nuevas circunstancias. Entre éstas, la de la inestabilidad del dólar. 



En este cuadro, Sironi explicó que entre compradores y vendedores se está hablando de operaciones mixtas; es decir, de una entrega  que sea en parte de dólares y otra en pesos, a un valor que se establece entre comprador y vendedor a fin de que ambos puedan llevar adelante su proyecto.



El corredor de bienes sostuvo que esta situaciuón financiera trae cuestionamientos de las partes, y que desde su función se encarga de mostrar los pro y los contra de tener una propiedad paralizada y que quienes se acercan a las posiblidades puedan acceder a una casa.



La mayor complicación corresponde a que la gente está desorientada sobre el valor qe corresponde. "Ante esto hay una demanda inusual de aquellos que se quieren refugiar y recurren al mercado paralelo".



Para Sironi la única salida es la negociación porque que la gente se queda tranquila cuando deposita su dinero en los ladrillos, sabe que tiene una propiedad y que en ese aspecto nadie le puede quitar nada.



En cuanto a la posición del vendedor, el consultado señaló que también está en un mismo mercado donde si el que quiere comprar una nueva propiedad va a tener posibilidad de negociar. "Hay gente que también se quiere desprender de la propiedad para la construcción de un edificio o locales comerciales y en ese caso no hablamos de intercambio de monedas sino de bienes y servicios para que el mercado siga andando".



Sobres el contexto actual, del que se desprende este nuevo clima, Sironi observó que tiene altibajos. "Estamos en una planicie, en una situación que necesita meditacion. Tuvimos 30 días en los que la gente se quedó quieta pero despúes llamaron machisimos interesados en la compra de propiedades porque saben que apostar a un techo, antes de tener la plata depositada o en bancos, es un paso seguro", expresó Sironi marcando un escenario opouesto al que primeramente detallaron los anteriores entrevistados.



MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN: UN NEGOCIO QUE

SIGUE INMUNE A LOS COLETAZOS DEL DÓLAR


Aunque están estrechamente relacionados, la tendencia que impacta en el mercado inmobiliario con relación al dólar, hasta ahora no impactó en el negocio de los materiales de construcción.



Alberto Ojeda de Hierros Líder, explicó que el desconcierto que impera por el real valor del dólar, hasta el momento no produce variaciones en el costo de compra a las fábricas y venta a los particulares.



Más allá de que el 80% de las fábricas de materiales vende sus productos a precio dólar, éste se mantiene de acuerdo al cambio oficial. Por otro lado, indicó que la venta de materiales  a particulares se realiza en pesos y son pocos los que utilizan dólares para estas adquiciones. Con un precio dolarizado fijo por parte de las grandes empresas, Ojeda no percibe variaciones a corto plazo.



Sin embargo, reconoció que de continuar las movidas cambiarias y el abismo cada vez más amplio entre el oficial y el paralelo, no sabe hasta qué punto van a acompañar las empresas. "En el 2001 pasó que se buscó un valor intermedio entre el precio del cambio oficial y el precio del blue. Esa puede ser una posibilidad".



Como modalidad de resguardo monetario ante tanta incertidumbre, para quienes pretendan invertir sus ahorros o el monto de la venta de una operación inmobiliaria en un nuevo proyecto, los grandes corralones de materiales ofrecen las compras anticipadas. El inversor paga anticipadamente los materiales (o parte) que utilozará en su futuro proyecto y congela el precio.



"La gente puede comprar productos ahora, llevarlos de acá un año y no se le va a cobrar nada cuándo lo retiren. Porque ese material que compró se vende a otros, pero hacemos la reserva en el stock para que cuando quiera llevarlo a la casa, esté disponible y sin pagar un peso de más" planteó Ojeda esgrimiendo un nuevo factor en el ámbito de las finanzas en propiedades.