Miércoles, 23 Mayo, 2012 - 09:40

La amoladora disuasiva
San Telmo sin toldos

La noticia nos recuerda que cuando se inauguró la peatonal de Resistencia, la municipalidad hizo cumplir la ordenanza que limitaba la invasión de carteles, toldos y marquesinas sobre la vía pública.





Durante varias semanas los comerciantes frentistas se dedicaron a desmantelar sus ingenios de chapa y lona. En el porteñísimo barrio de San Telmo, Macri acaba de implementar la misma exigencia.



Inspectores del gobierno porteño realizaron esta mañana un operativo para quitar los toldos de bares y restaurantes, “ante el peligro que puede provocar a transeuntes”. Estos negocios ubicados sobre la calle Chile, a la altura de Defensa, suelen proteger de sol y lluvia a los clientes que eligen sentarse en mesas ubicadas sobre la vía pública.



Empleados de Espacios Públicos del gobierno porteño cortaban desde las 6 con moladores los sostenes de los toldos, bajo el argumento de que están violando las normas que lo prohíben. Dueños y empleados de los bares protestaron contra el operativo, al advertir que corren el riesgo de perder clientes.
Fuente: 
Agencia DYN.