Martes, 22 Mayo, 2012 - 17:54

A tres meses de tragedia de Once, familiares piden justicia

Familiares de las víctimas de la tragedia ferroviaria de Once presentaron la campaña "500 mil Caras por Justicia".

Al cumplirse tres meses del accidente en el que murieron 51 personas y más de 700 resultaron heridas, dirigentes sindicales denunciaron que "nada cambió" en el servicio de la Línea Sarmiento.



El jefe de delegados de la Unión Ferroviaria de esa línea, Rubén "Pollo" Sobrero, advirtió que el gobierno implementó la intervención de la empresa concesionaria TBA sólo para "ganar tiempo" hasta que "el tema salga de la agenda de los medios" de comunicación.



Sobrero acusó al gobierno nacional y a TBA de procurar que "el hilo se corte por lo más delgado", al referirse a los cuestionamientos en la Justicia sobre el maquinista que protagonizó el choque en la terminal porteña, Marcos Córdoba, con el fin de que "lo relacionado con controles" estatales y la "responsabilidad empresaria queden impunes".



El dirigente insistió en que "hay que reestatizar" las líneas Sarmiento y Mitre, a cargo de TBA, empresa de la corporación COMETRANS de los hermanos Mario y Claudio Cirigliano, quienes deberán presentarse a indagatoria por el accidente el 8 de junio, mientras que el primo de los empresarios, Roque, alto ejecutivo de la concesionaria, deberá hacerlo el 4 del mismo mes.



"Estamos trabajando de la misma forma que lo hacíamos el día del accidente, nada cambió", denunció Sobrero en declaraciones radiales, y advirtió que se cuenta con "los mismos trenes, las mismas vías y la misma señalización". El sindicalista también criticó al interventor de la empresa y gerente de Capacitación y Desarrollo de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), Raúl Baridó, al manifestar que "hay mucho pronunciamiento por parte del interventor, pero hoy no cambió nada".



Baridó, dijo Sobrero, "fue puesto por el gobierno para ganar tiempo porque la totalidad de las pericias va a tardar y se busca ganar tiempo para que el tema salga de la agenda de los medios".



A comienzos de mayo comenzaron en la causa las declaraciones indagatorias de los 30 acusados citados por el juez federal Claudio Bonadío, entre los que se encuentran directivos de TBA como su titular, Claudio Cirigliano, actuales y ex funcionarios públicos como los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, y el maquinista Marcos Antonio Córdoba.



Los directivos de TBA y de COMETRANS negaron responsabilidades en la tragedia y acusaron al motorman en base a las pericias, según las cuales tres de los cuatro frenos de la cabina estaban operativos.



En tanto, el 4 de junio comenzarán a declarar los funcionarios cuando se presente el ex titular de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) Pedro Ocho, y dos días después lo harán el actual funcionario de esa dependencia, Antonio Sicaro, y el subsecretario de Transporte Ferroviario, Antonio Luna.



El 8 de junio están previstas las declaraciones de Claudio y Jaime Cirigliano y el 11 del mismo mes harán lo propio Schiavi y el maquinista Córdoba.



El motorman declaró días después de la tragedia que intentó accionar los frenos para evitar el choque, pero no le respondieron.



Las pericias lo contradicen pero también revelaron que las formaciones estaban en mal estado y tenían un control diferido que atentaba contra la seguridad del transporte.
Fuente: 
Agencia DyN