Martes, 22 Mayo, 2012 - 17:22

El antimoyanismo se declara "mayoría" en la CGT y boicotea por "ilegítimo" el Confederal de mañana

Los rivales internos Hugo Moyano anunciaron su decisión de faltar a la reunión del comité convocada por el sector que responde al líder camionero.

El jefe del gremio de estatales y referente del sector de los independientes de la CGT, Andrés Rodríguez, fue el encargado -con Héctor Daer (Sanidad)- de anunciar en conferencia de prensa en la sede de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) el boicot al encuentro de mañana, en el salón Felipe Vallese de la sede de Azopardo, y de la publicación de una solicitada firmada por más de 70 gremios en la que se abogará por "la unidad".



En el encuentro, además, de los sindicalistas mencionados y del anfitrión Gerardo Martínez, estuvieron Luis Barrionuevo, los "gordos" Oscar Lescano, Carlos West Ocampo, y ex aliados de Moyano como Omar Viviani, Omar Suárez, Roberto Fernández (colectiveros) o José Luis Lingeri (obras sanitarias), y el metalúrgico Antonio Caló, que aspira a reemplazar a Moyano como secretario general de la Confederación General del Trabajo.



Andrés Rodríguez aseguró que entre los gremios reunidos hoy "descansa la representación de la mayoría" de la CGT y cuentan con "cerca del 70 por ciento de los congresales" que deben elegir mediante voto secreto, el 12 de julio, al nuevo titular de la central obrera.



El sindicalista de los estatales, que aclaró que "de ninguna manera" se busca una fractura del movimiento obrero, resaltó que buscarán "bregar por la unidad y la auténtica normalización, legítima y legal, de la CGT" y ratificó que tomaron como decisión "no concurrir en el día de mañana al comité central confederal" que convocó el sector de Moyano.



Tanto el portavoz del encuentro, como otros referentes, insistieron con cuestionar la legalidad y legitimidad de la convocatoria de Moyano de mañana y contrapusieron ese tipo de decisiones con lo que pretenden que ocurra después de la elección del 12 de julio: "Aspiramos a que la CGT se normalice como tiene que ser. Con un cuerpo directivo y un secretario general, que actúe colegiadamente, que actúe por consenso".



En el encuentro, los sindicalistas ratificaron las reivindicaciones del movimiento obrero, entre las que nombraron tanto el aumento del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, la mejora del salario mínimo, las asignaciones familiares para todos los trabajadores y las paritarias libres, entre otros puntos de la "agenda pendiente", pero cuestionaron que esos reclamos se planteen ante el gobierno, según su criterio, como "cuestiones políticas" y no laborales.



"Vamos a demostrar que somos mayoría. Que Hugo sepa que somos mayoría, que se discipline y que integre el futuro consejo directivo", advirtió el gastronómico Barrionuevo, quien insistió con su postura de que la CGT sea conducida por un triunvirato.



Moyano se había manifestado optimista ayer cuando estuvo rodeado de sus seguidores en un almuerzo en el sindicato de trabajadores textiles (Setia), en el partido de Ezeiza, respecto de las posibilidades de seguir al frente de la central obrera: "Acá está la mayoría", recalcó el camionero.



Hoy, los antimoyanistas reivindicaron para sí ese número.



Barrionuevo pidió a Moyano que "sea disciplinado" y acate la decisión de la "mayoría" que integran sus pares opositores, en tanto Martínez se mostró confiado en que ellos lograrán "1.200 congresales" para vencer al camionero en el congreso de julio.

El titular de la UOCRA tuvo un discurso conciliador, sin embargo, en breves declaraciones a la prensa: "El objetivo es llegar a un congreso ordenado sin ningún tipo de desorden ni incidentes".
Fuente: 
Agencia DyN