Martes, 22 Mayo, 2012 - 13:32

En el lugar había dos envases de alcohol vacíos
Un hombre murió quemado y los principales sospechosos son la novia y el suegro

Ocurrió en el barrio Juan Bautista Alberdi de esta ciudad. El joven de 22 años tenía el 90% del cuerpo quemado.  Ambos sospechosos estan detenidos por "tentantiva de homicidio".

Fuentes policiales informaron que en la noche del martes, recibieron un llamado que alertaba sobre el cruento caso. En el barrio Juan B. Alberdi de Resistencia,  D.L.M de 22 años de edad, se había prendido fuego. Por la gravedad de las heridas que carbonizaron  sus tejidos, lo trasladado de inmediato al Hospital Perrando. Allí los médicos dijeron que  presentaba quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo, y quedó internado en Terapia Intensiva.



En el lugar del hecho, la Policía y el personal del Gabinete Científico del Poder Judicial, llevaron a cabo las pericias de rigor. secuestraron una una remera totalmente quemada, un pantalón baquero parcialmente quemado y un par de zapatillas que usaba el joven al momento de quemarse.



En el mismo lugar hallaron una botella plástica de alcohol de 1 litro y otra de ¼ litro. Allí estaban la concubina del joven, indentificada como L.K.G. de 18 años de edad quien, según indica la Policía, estaba bastante nerviosa y dio una versión de lo sucedido.



También se hallaba presente el padre de esta chica, identificado como R.G. de 64 años de edad. Aparentemente el suegro del herido recién llegaba de su trabajo y notó el fuego. Para ayudar al yerno, lo llevó hasta el baño para apagar el fuego con agua.



Por disposición de la Fiscalía de Investigación Nº 6 en turno, tanto padre como hija, novia y suegro del herido, fueron conducidos hasta la Comisaría Quinta a los fines de su correspondiente examen médico.



En la comisaría, la joven dio otra versión de los hechos, por lo que  la fiscal actuante, dispuso la detención de ambos por tentativa de homicidio.



El hecho tuvo como fatal desenlace la muerte del joven hombre que a las 7 de la mañana de hoy, por la gravedad de sus heridos, dejó de existir.