Lunes, 21 Mayo, 2012 - 17:58

Sergio Schoklender pidió volver a declarar

Al mismo tiempo apeló el rechazo de su excarcelación por la causa de Sueños Compartidos, para que sea revisado por la Cámara Federal.

Sergio Schoklender pidió hoy volver a declarar "a la mayor brevedad posible" en la causa por el millonario desvío de fondos de Madres de Plaza de Mayo en la que quedó detenido la semana pasada.



Fuentes judiciales informaron que la abogada Perla Martínez de Buck, defensora oficial de Schoklender, hizo ambas presentaciones ante el juez federal Norberto Oyarbide y solicitó la "urgente intervención" de la Cámara para que resuelva la excarcelación de Schoklender.



Acusado de ser el jefe de una asociación ilícita que desvió 280 millones de pesos, Schoklender -ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo- fue detenido el martes pasado cuando se presentó a indagatoria ante Oyarbide, y frente a esa situación se negó a hacerlo y anunció que pediría volver a declarar.



Además están presos Pablo Schoklender, también ex apoderado de la Fundación, y el contador Alejandro Gotkin, presidente de las empresas Antártica y Meldorek, a través de las cuales se sospecha que se hicieron los desvíos, quienes están acusados de ser los organizadores de la asociación ilícita.



Sergio Schoklender habló por teléfono desde la cárcel de Ezeiza con su defensora, quien hoy pidió a "la mayor brevedad posible" la nueva declaración de su defendido.



Martínez de Buck pidió que la indagatoria se haga antes del 30 de mayo, ya que en junio estará de licencia, por lo que le solicitó a Oyarbide que "fije fecha a tales fines en forma urgente", según la presentación a la que accedió esta agencia.



La defensora también apeló el rechazo de la excarcelación, a la que calificó de "arbitraria", y sostuvo que la detención sólo posee como fin aplicar sobre Sergio Schoklender "una pena de manera anticipada y sin que un tribunal haya determinado constitucional y procesalmente su culpabilidad".



Oyarbide consideró que en libertad Schoklender podría entorpecer la causa y amedrentar a testigos que declararon que le temen al ex apoderado de la Fundación porque habrían recibido amenazas de parte de él y de sus allegados, que, según esa denuncia, estarían armados.



Para Martínez de Buck los testigos "hacen una mera referencia a la impresión personal" de Schoklender y recordó que su representado nunca eludió la Justicia porque "ha comparecido en infinidad de ocasiones ante los estrados del tribunal, ha aportado documentación y propuestos peritos de parte".



Oyarbide también rechazó excarcelar a Pablo Schoklender y a Gotkin, por lo que ahora la Sala I de la Cámara Federal deberá resolver los planteos.



En su indagatoria de la semana pasada, Pablo negó las acusaciones y dijo que la titular de Madres, Hebe de Bonafini, tomaba las decisiones en la Fundación, entre ellas echar a Sergio y pagar sueldos, pero no la responsabilizó de ninguna irregularidad.



En tanto, Gotkin también se desligó de la imputación y sostuvo que solo cumplía órdenes de Sergio, que sería dueño del 90 por ciento de las acciones de Meldorek.

En tanto, mañana continuarán las indagatorias cuando a las 10 se presente ante Oyarbide la psiquiatra Viviana Sala, ex esposa de Sergio Schoklender, a quien el ex apoderado conoció cuando estuvo preso en la década del 90 por el crimen de sus padres.



Sala está acusada de integrar la asociación ilícita por el uso de materiales pertenecientes a las Madres para construirse una vivienda en el barrio El Patacón, en el partido de Pilar.



Las indagatorias se extenderán hasta el 21 de junio. Para el 31 de mayo está prevista la declaración de Alejandra Bonafini, hija de Hebe de Bonafini.
Fuente: 
Agencia DyN