Lunes, 21 Mayo, 2012 - 07:24

Miles de italianos evacuados tras la destrucción del sismo

Protección Civil italiana informó que durante la noche se produjeron más de cien réplicas de menor intensidad.

Decenas de ellas con magnitudes de entre 3.0 y 4.0, lo que generó mayor preocupación en los habitantes de esta región.



Más de tres mil italianos pasaron la noche fuera de sus hogares, durmiendo en refugios temporales o en vehículos; por temor a nuevas replicas del terremoto de magnitud 5.9 en la escala de Richter que afectó este domingo el noreste del país y causó al menos siete muertos, decenas de heridos y algunas casas y edificios destruidos.



Protección Civil italiana (PC) informó que durante la noche se produjeron más de cien réplicas de menor intensidad, decenas de ellas tuvieron magnitudes de entre 3.0 y 4.0, lo que generó mayor preocupación en los habitantes de esta región, especialmente en las localidades Módena y Ferrara, donde se produjeron los mayores daños.P



Los italianos temen que los sismos provoquen el derrumbe de nuevos edificios, tomando en consideración que algunos de las insfraestructuras que presentaron severos daños fueron construidas hace poco más de una década.



En vista de la situación, Protección Civil se está acondicionando miles de camas en escuelas y centros deportivos para dar cobijo a los evacuados de la región de Emilia Romagna (norte de Italia).



El jefe de la PC, Franco Gabrielli, destacó a los medios que el lunes “será el día de contar los daños, tanto de las casas particulares, como también del patrimonio artístico de la región que ha quedado gravemente dañado”.



Entre las obras afectadas destaca la Torre del Reloj o Torre de los Modeneses, construida en en el año 1213 y considerada monumento de interés nacional, que se partió prácticamente por la mitad.



Medios locales informaron que "la parte superior de una torre medieval del castillo de Galeazza se desprendió". También reportan un gran agujero y grietas en la fachada del ayuntamiento de Sant’ Agostino.



De las siete víctimas, dos eran trabajadores de una fábrica de cerámica en Sant´Agostino, cerca de Ferrara, un tercero laboraba en una fábrica de metal, y otro en una zona industrial en Bondeno, unos 15 kilómetros al norte de Sant´Agostino. También fueron encontradas muertas una mujer alemana de 37 años y dos ancianas, de 87 años y 103 años.



El epicentro del temblor se ubicó cerca de la ciudad de Módena, en la región de Emilia-Romagna, en el valle del río Po, y los temblores se sintieron en localidades aledañas Bologna, Módena, Ferrara, Mantova y Rovigo.



Se trata del terremoto más intenso en territorio italiano, desde el que sacudió la ciudad de L’Aguila (centro) en el 2009, que registró una intensidad de 6.3 y donde murieron 300 personas.
Fuente: 
Telesur