Domingo, 20 Mayo, 2012 - 10:52

Chaco es la provincia que menos implementa este mecanismo
Presentaron un nuevo plan de riego en la Ferichaco

Desde Gobierno resaltaron que la iniciativa propicia una agricultura segura, aumenta la frontera agropecuaria y promueve el cuidado ambiental.

La Administración Provincial del Agua (APA) encara numerosos proyectos de riego a lo largo y ancho de todo el territorio provincial. “Estas obras hídricas garantizarán el recurso para la producción, sin descuidar el consumo humano”, aseguró la presidenta del organismo, Cristina Magnano, durante el ciclo de conferencia realizado en el hotel Gualok de Sáenz Peña en el marco de la FERICHACO.



Junto al vocal del Directorio, Gustavo D´Alessandro y el titular de la Comisión Regional del Bermejo (COREBE), Edgardo Castellano, explicó el Plan de Riego que propicia el ente descentralizado para el Chaco. “Más allá de las crisis sociales y financieras que nuestro mundo padezca o vaya a padecer
lo que es cierto es que demográficamente seguimos creciendo y para el 2030 está previsto que haya 8.300 millones de pobladores, lo que implica mayor demanda de alimentos y hace pensar en la mejor utilización de los recursos hídricos”, destacó Magnano. Así, afirmó que “desde la provincia hemos iniciados un camino difícil, ya que en tema de riego sólo hay experiencias privadas y pocas en el marco de políticas de Estado”.



Teniendo en cuenta que el Plan Estratégico Alimentario Nacional plantea aumentar en 50 por ciento para el año 2020 la producción agrícola, lo que lleva a incrementar a su vez la superficie sembrada, Magnano manifestó que “mirando las provincias argentinas que están trabajando con experiencias en riego, el Chaco es la que menos hectáreas tiene trabajadas con este método”. “Tenemos una zona importante con determinadas características con lo cual se podría triplicar esta posibilidad”, analizó.



Los objetivos de la APA son buscar que la agricultura provincial sea segura, aumentar la frontera agropecuaria, ver nuevos enfoques en la gestión del agua en la agricultura y observar que los efectos del uso del riego sean positivos sin tener impactos negativos en el ambiente, la salud y la población.







SITUACIÓN INMEJORABLE

“La situación del Chaco es inmejorable, teniendo en cuenta que estamos rodeados por el rio Paraná, el Paraguay, el Bermejo y trece cuencas internas”, aseveró la funcionaria. Finalmente, dijo: “Mirando las situaciones de otras provincias y otros países nos damos cuenta que tenemos una oportunidad excelente en agua superficial para aprovechar además de un buen régimen de precipitaciones, sumando las expectativas de aguas subterráneas”.



“Las cuencas internas son las que nos permiten empezar a pensar y trabajar en las posibilidades que ofrecen para el sistema de riego de la producción y no podemos dejar de pensar en la potencialidad de los suelos”, finalizó.