Domingo, 20 Mayo, 2012 - 08:41

Edificios históricos en ruinas
Un terremoto de 5,9 º al norte de Italia deja al menos seis muertos.

La región más afectada por el temblor localizado en el norte, ha sido Emilia-Romaña. Los servicios de rescate reportan alrededor de 50 heridos.

Un terremoto de 5,9 grados de magnitud en la escala de Richter ha sacudido a las dos de la madrugada durante 20 segundos la región de Emilia-Romaña (norte de Italia), dejando al menos seis muertos en la provincia de Ferrara y medio centenar de heridos, según ha informado Demetrio Egli, responsable de Protección Civil de la región. El seísmo también se ha sentido también en zonas como Toscana, Véneto, Lombardía, Tretino Alto Adigio y Friuli Venezia Giulia.



El temblor tuvo su epicentro a cinco kilómetros al este de la localidad de San Felice sul Panaro, según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia. Estuvo precedido por otros dos movimientos sísmicos, uno de intensidad 4,1 a las once y cuatro de la noche del sábado y otro de 2,2 grados, a las doce menos cuarto.



Según el responsable de Protección Civil y de los bomberos, que están ya interviniendo, puede haber más personas atrapadas. En cuanto a otros daños materiales y personales, se han referidos daños en la iglesia de San Felice sul Panaro, en la provincia de Módena, que se ha venido abajo tras el seísmo, y en la localidad de Mirandola, provincia de Ferrara, han sido evacuados los enfermos graves del hospital local, así como los ancianos de una residencia.



En varias ciudades muchas personas se echaron a la calle presas del pánico al sentir el temblor, que duró unos veinte segundos. Según el Servicio de Vigilancia Geológica de los Estados Unidos (USGS) el temblor se ha registrado a una profundidad de 10,1 kilómetros.



Los italianos reviven con esta tragedia el terremoto de Los Abruzos (centro de Italia) que el 6 de abril de 2009 tuvo una magnitud de 5,8 grados en la escala Richter y provocó la muerte de 308 personas, 1.600 heridos y miles de desplazados y devastó pueblos de la región y el centro histórico de L´Aquila.



En la fabrica de Bondeno, en la provincia de Ferrara, región de Emilia Romagna, ha fallecido un trabajador marroquí de 29 años, que terminaba su turno a las cinco de la madrugada, y a quien le cayó una viga en la cabeza al derrumbarse la nave industrial que, sin embargo, no causó heridas a otros trabajadores. También los trabajadores Nicola Cavicchi, que había decidido sustituir hoy a un colega, y Leonardo Ansaloni, han muerto cuando trabajaban en el departamento de cocción de la fábrica de cerámica de San Agostino y se les vino la techumbre encima, ha dicho el representante sindical Víctor Battagia, informa EFE. Un trabajador Tecopress, una fundición de ciclo continuo en Dosso, barrio de San Agostino, ha aparecido muerto de entre la ruinas del techo de la fábrica que se desplomó.



Una mujer alemana, Gabi Ehsemann, de 37 años, que se encontraba en Italia por motivos de trabajo, ha muerto en San Alberto de San Pedro en Casale, en Bolonia, probablemente a causa de una crisis provocada por el miedo durante el seísmo, ha informado el Comando Provincial de los Carabineros de Bolonia. Del pavor ha fallecido también una mujer de más de 100 años de San Agostino, han informado fuentes médicas.
Fuente: 
El País