Jueves, 17 Mayo, 2012 - 15:38

En homenaje a militantes políticos
Emplazaron la baldosa por la memoria

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La actividad se desarrolló este jueves, y contó con la presencia de Emilce Moler, una sobreviviente de la Noche de los Lápices.

Se trata de una actividad organizada por la Cátedra Libre de Derechos Humanos “Carlos Alberto Zamudio”, que tiene como fin el homenaje y reconocimiento a los militantes juveniles de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), durante la dictadura militar, para ratificar el significado del compromiso social y resaltar la participación juvenil actual.



El ministro de Educación, Francisco Romero, acompañado del subsecretario de Articulación Interinstitucional, Carlos Quirós; la presidenta del Instituto de Cultura, Silvia Robles y la sobreviviente de la Noche de los
Lápices, Emilce Moler inauguraron en el marco de las actividades organizadas por la Cátedra Libre de Derechos Humanos “Carlos Alberto Zamudio”, la Baldosa de la Memoria en la esquina de Paraguay y French. Esta baldosa que lleva el lema “Sembramos una esquina por la memoria” se realizó en homenaje y reconocimiento a los militantes juveniles de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), con el fin de ratificar el significado del compromiso social y resaltar la participación juvenil actual.



Se eligió esta esquina porque fue el lugar en el que fueron detenidos Oscar Gallo y Hugo Rodríguez, el 17 de mayo de 1956. Al respecto de este homenaje y refiriéndose a los jóvenes militantes presentes, Romero expresó que “envejecer es dejar de militar” y por eso se debe desterrar esa concepción de que “a la escuela no se viene a hacer política”. De esta forma, el ministro también re refirió a la importancia de la formación, expresando que “el político es el ciudadano, aquel que porque conoce sus derechos y obligaciones sabe como conseguirlos” y aseveró: “Haciendo memoria también se reivindica
el compromiso de los docentes y de los estudiantes”.



“Un buen alumno es aquel al que le duelen los dolores de los demás y se propone que el conocimiento sirva
para comprender qué nos pasa y transformar todo lo injusto”, subrayó el ministro, a la vez que se refirió al presente de la Argentina: “Es en un momento para estar orgullosos de nuestra realidad como país y como provincia”. Por último, como muestra de las políticas educativas reivindicativas de la historia, destacó que en cada escuela se construye memoria y por eso “tres
de la diez escuelas secundarias que funcionarán en El Impenetrable llevarán el nombre de tres de los estudiantes desaparecidos durante la dictadura”.



“SE TRATA DE REIVINDICAR LA HISTORIA DEL PASADO EN EL PRESENTE”



A su momento, Emilce Moler explicó que “si bien estos hechos forman parte de un pasado que parece muy lejano, es un presente y sobre todo, es el futuro, ya que no se trata de poner una placa, sino de reivindicar la historia en este presente. Es por eso que estamos ante una segunda oportunidad de resignificar la historia y
de transmitirla para transformar la realidad”. Y para esto, destacó la sobreviviente de la Noche de los Lápices que la educación es liberación y es el eje vertebral de la sociedad, “fue lo único que me salvó en ese momento. Con el cuerpo podían hacer cualquier cosa, pero lo que me salvaba era el estudio, el pensarlo como herramienta fundamental para la transformación política”.



“Hoy estamos ante una realidad totalmente diferente, con un gobierno que puso a los Derechos Humanos en agenda”, expresó Moler y dejó un mensaje para los jóvenes. Pronunció
que “estudiar y ser responsable, es también tener un compromiso con la realidad, pero por sobre todas las cosas, actuar en los momentos en los que es necesario, pero siempre desde el conocimiento”.



En palabras emotivas, uno de los homenajeados, Hugo Rodríguez relató “en esta esquina fuimos detenidos Oscar Gallo y yo el 17 de mayo de 1956, pero también esta zona es emblemática porque era transitada por los que militábamos en la Unión de Estudiantes Secundarios UES. En este barrio había por lo menos 15 militante de la UES, por lo tanto, para el barrio en sí, esta es una reivindicación de la memoria y de la política”.



LA CÁTEDRA LIBRE DE DERECHOS HUMANOS “CARLOS ALBERTO ZAMUDIO”



La Cátedra Libre de Derechos Humanos “Carlos Alberto Zamudio” es un espacio del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de Chaco para la promoción en el sistema educativo de la provincia de la temática relacionada con los derechos humanos concebidos como un eje transversal de la currícula en todos los niveles y modalidades educativos con especial énfasis en la formación en los institutos de nivel superior de la provincia.



El accionar de la Cátedra está estructurado en actividades académicas a través del desarrollo de módulos de contenidos que son desarrollados por especialistas en el tema y que integran el Consejo Académico del espacio. Ofrece además actividades de extensión en escuelas secundarias.



Actualmente, cuenta con dos subsedes: una en San Bernardo y la otra en Villa Ángela. En este año, la Cátedra dictó módulos en Resistencia, San Bernardo, Villa Ángela, Tres Isletas, Pampa del Infierno, La Clotilde, Las Breñas, San Martín, Sáenz Peña y Castelli.