Miércoles, 16 Mayo, 2012 - 21:00

Diabéticos e hipertensos deberán portar un carnet identificatorio

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El objetivo es que en casos de emergencia sirva para una asistencia eficaz. Lo llevarán todas las personas que padezcan alguna enfermedad crónica.





La ley aprobada por el Cuerpo Legislativo, - impulsada por los diputados justicialistas María Lidia Cáceres y Gustavo Carballo con dictamen emitido por la comisión de Desarrollo Humano y Salud
– crea en la Provincia, el Carnet Personal de Enfermedades Crónicas, para ser portado por pacientes que padecen Diabetes, Hipertensión u otras enfermedades con patologías crónicas.



La norma determina que se otorga al paciente el carnet personal de enfermedades crónicas para ser utilizado en forma diaria y en todo lugar, a fin de que en casos de emergencia sirva para su asistencia y como registro de los controles médicos periódicos.



Se determina además la confección de un programa que contenga todos los datos del paciente relacionado con la enfermedad que padece, con el fin de ser registrado por el médico de cabecera y por el Centro de Control de Enfermedades Crónicas.



Contenido del carnet

El carnet deberá contener una cinta magnética con los datos del paciente y del médico de cabecera con la respectiva información. En su parte anterior e inferior el número telefónico y lugar de desempeño del paciente; en su parte intermedia el nombre del paciente; en su parte superior un número de identificación con la fecha de emisión del carnet personal de enfermedades crónicas y en su parte posterior deberá contener un registro de recupero en caso de pérdida u otro motivo relevante.



Centro de Coordinación y Sistematización

Asimismo se crea el Centro de Coordinación y Sistematización que dependerá de la Dirección de Enfermedades Crónicas, para la elaboración y supervisión de la lectura magnética del carnet personal que contiene la información del paciente.



Autoridad de aplicación



La norma establece que será el Ministerio de Salud Pública
la autoridad de aplicación de la presente norma a través de la Dirección de Enfermedades Crónicas quién supervisará los datos de los enfermos, el manejo del sistema magnético y fiscalizará al personal encargado de cargar los datos para informatizarlo.



Paralelamente se establece que la copia del carnet o duplicado del mismo por otra entidad, dará curso a la violación de los derechos de propiedad intelectual de la Servidora que hace entrega de la misma. El mal uso de la información contenida en el carnet personal, será pasible de las sanciones y penalidades establecidas en el Código Penal. Sin perjuicio de las responsabilidades administrativas y civiles que pudieran corresponder.



El gasto que demande la ejecución de la presente ley se imputará a la partida presupuestaria correspondiente de la Jurisdicción: 06 del Ministerio de Salud Pública y se determina que el Poder Ejecutivo reglamentará la presente norma dentro de los noventa (90) días, a partir de la fecha de su promulgación.




Fundamentos



Los autores de la iniciativa explican que el uso del Carné Personal de Enfermedades Crónicas, esta orientado para pacientes diabéticos, hipertensos, o bien para todos aquellos que padezcan otras patologías crónicas y con esta propuesta “se pretende, que el Carné Personal sea un medio de diagnóstico, para que todos los pacientes que padecen estas enfermedades crónicas estén al tanto del control de las mismas”

“Toda la información vertida en el Carné, debe estar registrada y comentada en la historia clínica del paciente, pues la idea no es sustituir este, sino que el paciente tenga un medio donde registrar y seguir su mejoría o no. Pues a menudo sucede que los pacientes se toman la presión en diferentes sitios a los de su médico de cabecera y estas son cifras que se pierden”



Destacaron además que “la finalidad es, promover el autocontrol y la responsabilidad personal que implica la salud, que personas que padecen enfermedades crónicas comiencen a chequearse con la importancia y frecuencia que las misma lo requieren, pues de tratarse adecuadamente, los pacientes pueden llevar una vida normal, sin complicaciones, el problema no es ser diabético, hipertenso, etc. el problema es padecer estas enfermedades y no tratarse” afirmaron.