Domingo, 13 Mayo, 2012 - 10:47

Correo de nuestros lectores
A nuestros hermanos aborígenes

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El autor habla sobre la situación actual de las etnias locales, tomando declaraciones del diputado provincial Egidio García.

Con el respeto que siento por los pueblos originarios, no puedo como ciudadano argentino, dejar pasar por alto las declaraciones que ha efectuado el señor diputado Provincial del Bloque Justicialista Indígena de la Legislatura Chaqueña, Don Egidio García, al decir que “él se considera indígena y después argentino”.



Contradicción que lo lleva a beber de su propio proceder cuando forma parte de un bloque de Legisladores que avalan la Constitución de la Nación y por ende de la Provincia.



Si bien es cierto que en su artículo 37 la Constitución reconoce la preexistencia de los Pueblos Indígenas, también se debe aceptar que para la Ley todos somos iguales y merecemos el mismo tratamiento por parte de quienes rigen los destinos de un país, provincia o municipio.



Asombra a veces como desde ciertos sectores de la comunidad se toma como bandera la discriminación que sufren los integrantes de las distintas etnias, que como sabemos es un conjunto de personas que comparten rasgos culturales, lengua, religión, celebración de ciertas festividades, vestimenta, tipo de alimentación, una historia (que todos reconocemos) y comúnmente un territorio en donde practican lo mencionado, pero también debemos reconocer que con actitudes como las del señor diputado provincial Egidio García menospreciando a nuestra nacionalidad, flaco favor le hace a sus hermanos de raza.



No quiero pecar de sectario, pero me parece que el señor diputado ha tenido un mal día al expresar que “sin nosotros no existiría la Provincia”, aunque sin ofender a nadie y siendo claro en los conceptos, podemos asegurar que en algo tiene razón, ya que los miles de kilómetros que forman parte del territorio chaqueño de no haber sido por los aborígenes y los gringos que a fuerza de sacrificio y con el desarraigo a cuestas, labraron la tierra nueva, cultivaron y cosecharon alimentos y dejaron un camino abierto para que aborígenes o gringos pudieran mirar hacia el futuro, hermanados en un solo ideal.



No es difícil el camino cuando todos sacamos las piedras cada día para seguir avanzando, siempre que no existan este tipo de agresiones a nuestra propia identidad, que merece también el mismo respeto que profesamos hacia los aborígenes. Chaco es grande como para pretender querer ser “dueños todos de todo”, la historia no se escribió de esta manera y el futuro merece otro tipo de actitudes para no seguir sembrando rencores donde realmente no debe haber.



Un Italiano como Giuseppe Ingegnieri, más conocido como José Ingenieros, vino desde su Palermo natal y siendo Médico, Psiquiatra, Psicólogo, Criminólogo y farmacéutico nos dejó muchas obras literarias con pensamientos profundos y simples a la vez, que sirvieron para marcar rumbos en el entendimiento del desarrollo histórico de la Argentina. De su pluma es la frase “Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen; los hombres geniales y pueblos fuertes sólo necesitan saber a dónde van”.



Solo los genes nos diferencian, pero el sentimiento seguramente será el mismo en todos, por ello vaya mi homenaje a todos los pueblos sin distinción de razas, credos o color de piel. De un lado y otro, estamos obligados a cumplir lo que marca nuestra Constitución, por lo tanto cualquier opinión al respecto que atente contra la misma, seguramente será cuestionada por quienes respetemos la identidad.



Por último, no entiendo al señor Diputado cuando quiere que se respeten sus costumbres si es muy común ver a nuestros hermanos aborígenes igual que nosotros, haciendo cola en un cajero para retirar dinero y hablando por celular.



En algunas cosas, cuando es necesario, somos “más iguales que en otras”.

Desde el Poder Político queda mucho por hacer para reivindicar derechos, pero mientras exista la Constitución Argentina, también obligaciones por parte de “todos” nosotros..



(*) DNI 7.788.556 – Resistencia Chaco