Sábado, 12 Mayo, 2012 - 08:56

Una cuestión entre Scioli y Cristina

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Daniel Scioli salió a poner "límites" a la embestida del kirchnerismo a su gestión, en un claro mensaje que va dirigido a Cristina Fernández.

Daniel Scioli salió hoy a poner "límites" a la embestida del kirchnerismo a su gestión, en un claro mensaje que no va dirigido a su vice, Gabriel Mariotto, sino a Cristina Fernández.



"Scioli tiene limites" se escuchó decir en la sede gubernamental de La Plata, al momento de describir los motivos por los cuales, por primera vez, el gobernador bonaerense mandó a los suyos a responderle al ultrakirchnerista Mariotto, que actúa bajo el amparo de la Presidenta.



Fue doble la sorpresa. Por un lado, pocos creían que Scioli saldría al cruce de la ofensiva K que ayer, por ejemplo, provocó que adoptaran como suyo un pedido de informes de la oposición, para inquietar nuevamente al mandatario provincial, pidiéndole detalles sobre la publicidad oficial. Lo mismo había ocurrido semanas atrás cuando le solicitaron a la administración provincial que informara sobre la relación con la empresa Boldt.







Es más, sectores del kirchnerismo consideraban que habría algún llamado o gesto de Scioli hacia la Presidenta, tratando de calmar la embestida de la Casa Rosada sobre La Plata. Algo que no ocurrió.



Pero la segunda sorpresa residió en que la encargada de acusar de "poner palos en la rueda" a Mariotto fue Cristina Alvarez Rodríguez que, si bien es ministra de Gobierno de Scioli, es reconocida en el mapa político como "kirchnerista" y ahijada política de Néstor y Cristina Kirchner.



¿Por qué el mensaje fue para la Presidenta? No sólo porque Mariotto y José Ottavis, vicepresidente de la Cámara de Diputados bonaerense e integrante de la cúpula de La Cámpora, responden a Cristina Fernández. Sino porque en el entorno de Scioli dicen que el gobernador entiende que el 54 por ciento de las elecciones presidenciales de octubre pasado "no corresponden sólo a Cristina". De ser así, aseguran, Martín Sabatella hubiera sacado muchos más votos que el 6 por ciento que obtuvo. Traducido, muchos de los votos eran de Scioli.



Otros de los motivos de la respuesta en bloque del sciolismo hoy, tuvo que ver con la actitud de la jefa del bloque de senadores del FPV y esposa de Carlos Kunkel, Cristina Fioramonti, quien habría planteado a los senadores propios que la condición para aprobar en esa cámara la reforma impositiva debía ser aprobar, también, el pedido de informes a Scioli por la publicidad oficial.



Pero cuando Scioli mueve una pieza, el kirchnerismo no se queda atrás. Anoche, Cristina Fernández recibió a una veintena de intendentes del Frente para la Victoria -unos pocos del Conurbano y el resto del Interior- que fueron llevados ante la presidenta por Gabriel Mariotto y José Ottavis.



Algunos de los jefes comunales habían participado del lanzamiento de la sciolista "La Juan Domingo", lo cual fue considera por Mariotto como una revancha. Mas aún, entre los intendentes presentes estaba Marisa Fassi, jefa comunal de Cañuelas y esposa del ministro de Asuntos Agrarios de Scioli, Gustavo Arrieta.



Desde el kirchnerismo auguran muchas más reuniones de intendentes con la Presidenta, alineándolos al gobierno nacional, haciéndole un "vacío" al gobernador. ¿Incidirá esto en el pago de sueldos del gobierno bonaerense? Nada puede descartarse. 
Fuente: 
(*) DyN