Viernes, 11 Mayo, 2012 - 16:42

Se fugó un represor de la dictadura, que antes fue condenado a perpetua y se hizo pasar por muerto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El jefe del centro clandestino de la dictadura "Pozo de Banfield" se fugó del arresto que cumplía en su casa del barrio marplatense de Punta Mogotes.

Se trata del ex comisario mayor de la Policía Bonaerense Juan Miguel Wolk, de 77 años, apodado "El nazi" y "El alemán", que actuó como jefe del campo de torturas y muerte cuando pasaron por allí los diez estudiantes de "La noche de los lápices", en la cual seis desaparecieron y cuatro sobrevivieron.



Así lo informaron hoy fuentes judiciales y añadieron que los efectivos policiales buscaron a Wolk a su vivienda de la calle Benedetto Crocce 3045, donde cumplía arresto domiciliario por un beneficio que le había concedido el juez federal platense Arnaldo Corazza.



La orden de detención había sido dictada por el mismo magistrado luego de que la Suprema Corte bonaerense, en abril pasado, revocara la decisión del juez de primera instancia y ordenase que el ex comisario mayor vaya a una cárcel común, en razón de estar procesado por delitos de lesa humanidad.



Pero el domingo pasado, cuando los policías arribaron a la vivienda, "El nazi" ya había huido sin dejar rastros.



En la década del 80 fue condenado a 25 años de prisión pero en 1987 zafó de ese castigo por las leyes de impunidad Punto Final y Obediencia Debida, que promulgó el gobierno del presidente radical Raúl Alfonsín (1983-1989), y rigieron hasta 2002.



En 2000 fue requerido por el juez español Baltasar Garzón para su extradición y juicio en la Audiencia Nacional de Madrid, junto a otros 80 represores de la dictadura, aunque el gobierno del entonces presidente Fernando de la Rúa nunca atendió aquella solicitud.



Luego el juzgado federal número 3 lo citó para que diera testimonio en los llamados Juicios de la Verdad (procedimientos no penales), pero Wolk ideó una estrategia para zafar otra vez haciendo llegar un acta de defunción suya, fraguada, que en ese tribunal supuestamente dieron por válida.



Sin embargo, tiempo después Marta Ungaro, hermana de Noemí, una de las adolescentes desaparecidas en "La Noche de los Lápices", denunció al juez Corazza que el ex represor, lejos de haber muerto, vivía en su chalé próximo a la playa y cobraba su jubilación de comisario retirado.



Al no haber ninguna diligencia judicial, los deudos de Ungaro le filtraron esos datos al periodista marplatense Roberto Garrone que "descubrió" con vida a "El alemán" y lo hizo público en artículos de prensa, por lo cual Wolk fue detenido, aunque Corazza le dio el beneficio del arresto domiciliario, que ahora ha vulnerado.



Wolk era vecino en el barrio Punta Mogotes de su camarada y superior en la represión ilegal de la dictadura, el ex jefe de Investigaciones de la Policía Bonaerense, el ex comisario Miguel Etchecolatz, de 83 años, hasta que éste, en 2007, fue condenado a reclusión perpetua.
Fuente: 
Agencia DyN