Viernes, 11 Mayo, 2012 - 11:04

Remarcaron que no irán al paro
El moyanismo le respondió a Cristina: "Por ahí anda medio nerviosa"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Fue por los cuestionamientos de CFK al sindicato.  En tanto, Piumato advirtió que cuando se "pudre todo", los que se van "son los políticos, no los sindicalistas"

El secretario de Políticas de Empleo de la CGT, Jorge Lobais, se refirió hoy a las críticas que la presidente Cristina Kirchner realizó ayer contra los sindicatos por impulsar sus reclamos salariales con paros y otras medidas de fuerza.



"Si uno hace un análisis general, es un momento difícil para nuestra señora presidente, en el cual la situación del mundo no es fácil y creemos que por ahí anda un poco nerviosa y hace esas acotaciones", evaluó el titular del gremio de los trabajadores textiles.



Lobais reconoció que algunas de las medidas de fuerza de los sindicatos son "innecesarias", aunque remarcó que cada gremio define qué tipo de acción implementar.



Al respecto, recordó que la CGT no convocó a ningún paro nacional y explicó que las huelgas fueron impulsadas de manera "individual" por algunos sectores.



"Algunos paros pueden ser excesivos y en otros casos son realmente necesarios porque es la única forma de hablar con algunos industriales", evaluó.



Sin embargo, Lobais ratificó su respaldo al proyecto que lleva adelante el gobierno nacional. "Soy un agradecido al matrimonio Kirchner, y principalmente a Néstor que nos dio la posibilidad para que resurja nuestra industria", explicó.



Luego, en declaraciones con radio La Red, el secretario de Derechos Humanos de la CGT y titular del gremio de empleados Judiciales, Julio Piumato, también rechazó las críticas de la primera mandataria.



"Fueron bastante injustos los planteos", opinó y agregó que en el sector sindical "siempre fueron y seguirán siendo responsables" con sus reclamos.



"El camino hacia la justicia social requiere que los trabajadores tengan más", reclamó.



Además, se refirió a una de las declaraciones de la primera mandataria en la que afirmó que cuando "se pudre todo" los "gremialistas se vuelven a sus casas y es la gente la que pierde su trabajo".



Al respecto, replicó: "Los que se van son los políticos, no los sindicalistas".
Fuente: 
Infobae