Jueves, 10 Mayo, 2012 - 14:01

Salud
Aseguran que no se interrumpió atención a celíacos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Señalan que desarrollan un plan de trabajo que abarca tanto la asistencia alimentaria como así también capacitaciones en la preparación de alimentos.

Una de las líneas de intervención es la entrega de módulos alimentarios, que
efectuaba Acela con fondos que otorga el Ministerio de Desarrollo Social y que ahora se aplicarán desde la Dirección de Políticas Sociales, que tiene a cargo el departamento de Política Alimentaria de la Subsecretaría de Abordaje Territorial. El cambio obedece a una política de mejoramiento en la atención y dar mejores respuestas a esta franja poblacional.



En ese sentido, el subsecretario de Abordaje Territorial, Roberto Acosta, aclaró que la entrega nunca se suspendió, sino que el retraso se debe a dos factores: que la mercadería es suministrada por proveedores que no son de la provincia y tuvieron dilaciones en recibir los alimentos, lo que provocó demoras en la entrega al Programa y la cuestión administrativa que se da en el traspaso natural de una unidad a otra.



El nuevo plan de trabajo incluye el trabajo articulado con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, siempre con el objetivo de ampliar la base de cobertura que actualmente se brinda a los celíacos.



Para ello, equipos técnicos provinciales y nacionales mantienen reuniones para diseñar un plan de acción que implique una mirada integral de esta compleja enfermedad.







INVERSIÓN Y CAPACITACIÓN

El Ministerio de Desarrollo Social invirtió en los últimos meses de 2010 y durante todo 2011, más de un millón de pesos, para llevar a cabo adjudicaciones bimestrales de módulos alimentarios, mientras que en lo va de 2012, se destinaron fondos por un valor cercano a $ 230 mil.
Cada unidad contiene más de 10 productos por un valor estimado de $ 200.



Además de la entrega de los alimentos, se brindan capacitaciones sobre las formas de cocinar y de alimentarse, esto mediante la coordinación con nutricionistas, chef, psicólogos, médicos y asistentes de Acela para llevar adelante las tareas diarias y que el celíaco pueda cocinar sus propios alimentos.



También, desde la Unidad de Seguimiento Nutricional, que coordina la cartera social, periódicamente se realizan capacitaciones con personal de los Centros de Integración y Fortalecimiento Familiar (CIFF) para que adquieran conceptos básicos acerca de la celiaquía y a la vez se mantengan en alerta ante cualquier síntoma que pueda evidenciar la niña o el niño que asiste a la institución.