Miércoles, 9 Mayo, 2012 - 19:00

Los Senadores convirtieron en Ley el Proyecto de Muerte Digna por unanimidad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Tras más de cuatro horas de debate, sancionaron el proyecto que reconoce el derecho de pacientes a aceptar o rechazar determinadas terapias.

El Senado aprobó esta noche por unanimidad y convirtió en ley el proyecto de Muerte Digna que autoriza a los pacientes a rechazar procedimientos, cirugías y "medidas de soporte vital, cuando sean extraordinarias o desproporcionados en relación a las perspectivas de mejoría".



La decisión fue adoptada por los 55 senadores que se encontraban en el recinto, con salvedades de cuatro de ellos, Carlos Reutemann, Sonia Escudero, Blanca Monllau y Roberto Basualdo, que se opusieron a artículos en particular.



En el debate participaron 23 oradores que expusieron durante cuatro horas y en todos los casos adelantaron el voto positivo, salvo en el de tres legisladoras que criticaron algunos artículos que consideraron contradictorios.



El primero fue el titular de la comisión de Salud y Deporte, el radical tucumano José Cano, quien afirmó que la medida apunta a "mitigar el dolor y los sacrificios de los pacientes y sus familiares" y dijo que están "garantizando derechos y recuperando el rol de arte de curar de los equipos médicos".



Cano, quien es médico de profesión, sostuvo que el proyecto "atiende a un reclamo social y es una adecuación que se debe la Argentina respecto de acuerdos internacionales sobre derechos humanos".



El senador agregó que las recomendaciones de organismos internacionales afirman que "el Estado está obligado a defender el derecho a morir dignamente, sin excesivos sufrimientos", en particular ante medidas desproporciadas a los resultados.



Al finalizar la maratón de exposiciones, el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, pronunció un discurso en el que sólo invirtió un minuto, que ocupó en decir que el oficialismo iba a apoyar la propuesta en general y en particular.

"Todo ser humano tiene derecho a morir con dignidad y hay que terminar con los sufrimientos de los pacientes y sus familias", sostuvo.



Los legisladores que pusieron dudas a la redacción en particular de algunos artículos cubrieron todo el espectro político del Senado.



Presentaron cuestionamientos la kirchnerista jujeña Liliana Fellner, la justicialista disidente salteña Sonia Escudero y la radical cordobesa Marta Borello.



Fellner afirmó que varios artículos de la redacción pueden favorecer "la judicialización del tema" y advirtió que "hay contradicciones o aparentes contradicciones" entre partes del texto, lo que lleva a tener "muchas dudas sobre la aprobación" del proyecto en las condiciones actuales.



La radical Borello dijo que la iniciativa es "un avance", pero "insuficiente porque deja escaso margen para los cuidados paliativos", y sostuvo que resulta "difícil la aplicación de esta ley con el actual sistema de salud pública y privada".



"Los Estados carecen de los elementos necesarios para segurar los elementos paliativos que los pacientes necesitan. Es necesaria pero insuficiente y a pesar de todas las dudas vamos a dar voto positivo", dijo.
Fuente: 
Agencia DyN