Miércoles, 9 Mayo, 2012 - 13:42

También ayudaría en la eliminación de bacterias
Proponen la instalación de "plantas abatidoras de arsénico" para garantizar agua segura en toda la provincia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La primera fase consta de la instalación de 10 plantas, estando la fase administrativa y financiera en su última etapa.

En concordancia con el convenio suscripto entre el gobierno de la provincia del Chaco y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, la Administración Provincial del Agua del Chaco (APA) logró materializar el proyecto “Agua segura para todos los chaqueños”. La propuesta, elaborada por el vocal del Directorio del organismo provincial, Gustavo D´Alessandro, tiende a solucionar el acceso al agua potable de las comunidades que carecen de tan preciado recurso en el territorio provincial.



El proyecto consiste en la instalación de plantas abatidoras de arsénico compactas atomizadas en los lugares más vulnerables de nuestro territorio provincial. Dichas plantas están especialmente diseñadas para brindar agua segura a todas aquellas comunidades aisladas o dispersas, donde el acceso el líquido para consumo humano resulta dificultoso por la falta de sistemas de distribución por redes, o por encontrarse en zonas donde las aguas subterráneas poseen un alto contenido de arsénico o su carga bacteriológica las convierten en no aptas para consumo humano, ya sea como agua de bebida o para la elaboración de alimentos.



ELIMINACIÓN DE ARSÉNICO Y BACTERIAS

Consiste fundamentalmente en la eliminación del arsénico y bacterias en el agua, la contaminación del agua provocada por el arsénico es un serio problema de salud pública de importancia a nivel mundial debido al poder cancerígeno y neurotóxico del elemento no existe terapia contra el envenenamiento por el arsénico presente en el agua. La prevención es la única herramienta contra este mal que afecta a gran número de países.



Una vez concretado el proyecto, la provincia del Chaco será la primera en el país de poder contar con esta alta tecnología. D’Alessandro es el encargado de concretar la parte final de este ambicioso proyecto realizando relevamientos y convenios con las localidades y municipios más afectados por el flagelo del arsénico en nuestra provincia.



La primera fase del proyecto consta de la instalación de 10 plantas, estando la fase administrativa y financiera en su última etapa. “De esta manera la APA se pone a la altura de los esfuerzos que realizan otras áreas del ejecutivo provincial y empresas del estado en llevar agua segura para todos los chaqueños”, concluyó el vocal del Directorio que preside Cristina Magnano