Miércoles, 9 Mayo, 2012 - 11:00

Mongeló a favor de entregar pensiones a ex presos políticos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El diputado nacional por el Chaco, se adhirió al proyecto de ley presentado por el legislador de Formosa, Juan Carlos Díaz Roig.

Consiste en dar pensiones graciables a los políticos perseguidos, detenidos y torturados durante el último gobierno militar.



Díaz Roig pide establecer una pensión para aquellas personas que estuvieron privadas de su libertad o a disposición del Poder Ejecutivo en el período comprendido entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983.



Aparte de la suscripción de Mongeló, también por el Frente para la Victoria lo hacen,
Gloria Bidegain, Carlos Kunkel, Alfredo Dato,
y Remo Carlotto, y sugiere una pensión graciable "de carácter independiente de cualquier otra reparación" para quienes fueron privados de su libertad "en condición de civiles o militares" y puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional.



Este régimen pretende “contribuir desde el Estado Nacional a la reparación de delitos de lesa humanidad” a través de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación como órgano de aplicación del mismo.



En caso de fallecimiento del beneficiario, serán acreedores de la asignación el cónyuge, sus hijos si fueran menores de edad o si tuvieran alguna incapacidad en el momento de la defunción.



El diputado nacional dijo que “Creemos que la reparación histórica es necesaria para todas aquellas personas que fueron privadas de su libertad en los años oscuros de nuestro país, donde la democracia era palabra olvidada. Por eso apostamos que esta iniciativa sea un símbolo, una bandera para que Nunca Más vuelva la dictadura cívico militar y hagamos el sano ejercicio de la memoria de la mano de las políticas impulsadas por este gobierno nacional. Cuando Néstor Kirchner dio la orden al jefe del ejército Bendini de descolgar los cuadros de
Videla y Bignone del Colegio militar, nos mostró el camino de reparación de los derechos humanos que nos arrebató la última dictadura cívico militar” puntualizó.




IMPRESCRIPTIBLES


El proyecto de ley se fundamenta en la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad (resolución 2391 (XXIII) del 26 de noviembre de 1968) aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas. Allí en el artículo 1 se establece que los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles cualquiera sea la fecha en que se hayan cometido, por tanto la pensión otorgada es de carácter independiente de cualquier otra reparación que hubiere lugar,
para toda persona comprendida por el objeto de la presente ley.