Martes, 8 Mayo, 2012 - 18:12

Clausuraron una obra en construcción, locales comerciales y talleres mecánicos por no cumplir con la normativa

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Fueron clausuradas una obra, un taller de motos, dos lavaderos, una gomería y un local bailable, entre otras sanciones aplicadas en los operativos.

OBRA SIN PERMISO

Haciendo uso del poder de policía, inspectores comunales clausuraron la edificación de un inmueble de dos plantas por no tener la autorización municipal, planos de la obra y, lo que es más importante, adolecían de las necesarias medidas de seguridad poniendo en riesgo la integridad física de los obreros como de terceros.



La obra está ubicada en Los Hacheros al 120 aproximadamente y allí actuaron inspectores dependientes de la Dirección General de Obras Particulares, quienes se acercaron a esa dirección a partir de la denuncia anónima de un vecino. En el lugar solicitaron a los responsables los planos respectivos de esta estructura de dos plantas. Al no contar con dicha documentación, se procedió a la clausura inmediata.



Esta obra es un caso ejemplar porque no contaba con el aval de un profesional y más al tratarse de una edificación de dos plantas donde nadie puede determinar si cumplió con los requisitos arquitectónicos y las normas de seguridad.



FALTA DE HABILITACIÓN COMERCIAL

Siguiendo los conceptos de los programas “Alerta Resistencia” y “Resistencia Saludable”, la Comuna, a través del accionar de la Subsecretaría de Control Público, Dirección General de Inspecciones y Dirección General de Bromatología, clausuró un total de cinco establecimientos que no contaban con la indispensable habilitación comercial para funcionar de manera legal. Se trata de un lavadero ubicado en San Lorenzo al 100, una gomería del mismo sector, un taller de motos en San Martín al 300, un estacionamiento-lavadero en calle Vedia y un taller mecánico en José María Paz al 400.




SANCIONES A LOCALES NOCTURNOS

Por falta de habilitación comercial un establecimiento de la calle Benjamín Zorrilla al 930 fue clausurado mientras se llevaba a cabo un festival bailable, evento que tampoco contaba con el aval correspondiente de la Comuna. Luego, se procedió al desalojo de los concurrentes y a la posterior clausura del mismo, siempre acompañado de personal policial a cargo.



Así, un local en Yrigoyen al 230 estimativamente fue sancionado con actas contravencionales que fueron labradas debido a la obstrucción y ocupación indebida de la vía pública por la presencia de varias sillas, mesas y rejas metálicas. Por otra parte, otro boliche ubicado en San Lorenzo al 700 recibió la contravención correspondiente por exceso en la capacidad autorizada de personas dentro del mismo.