Martes, 8 Mayo, 2012 - 13:21

Agostini firmó convenio con "patovicas" para regularizar su situación laboral

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Apunta a que los trabajadores de seguridad de locales nocturnos puedan contar con los beneficios de la seguridad social.

El ministro de Industria, Empleo y Trabajo, Sebastián Agostini, recibió este martes a representantes del Sindicato Único de Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia de la República Argentina (SUTCAPRA Chaco) con quienes suscribió un convenio para la regularización laboral del sector.



El acuerdo incluye la participación de empresarios propietarios de locales nocturnos. De esta manera, el gobierno provincial avanza decididamente en cuanto a la formalización de los puestos de trabajo del sector de la seguridad privada de boliches y pubs.

El objetivo principal del convenio es posibilitar a cientos de trabajadores de control de admisión y permanencia contar con los beneficios de la seguridad social (jubilación, aseguradora de riesgos de trabajo, vacaciones pagas, obra social).



“Se trata de un sector con un importante porcentaje de trabajadores en situación irregular por lo cual para nosotros es prioritario avanzar con un plan de regularización que permita, paulatinamente, la regularización necesaria”, aseguró Agostini tras la reunión.



Recientemente, este sector logró en la Cámara de Diputados la aprobación de una ley que regula y reglamenta la actividad mediante la creación de un registro provincial de trabajadores.



Otro de los puntos que incluye el convenio suscripto este martes tiene que ver con la puesta en marcha de cursos de capacitación y formación profesional para los empleados, mediante la creación de una escuela de oficios relacionados al sector.



Del encuentro de este martes –que tuvo lugar en Casa de Gobierno- participaron también el subsecretario de Trabajo, Roberto Medina, autoridades de la Dirección Provincial de Trabajo y el delegado provincial de Sutcapra, Gustavo Trangoni.



Desde el inicio de 2012, el gobierno emprendió –a través de la Subsecretaría de Trabajo y de la Dirección- inspecciones y controles a discotecas y lugares de esparcimiento nocturnos, con el objetivo de verificar los niveles de regularización del sector.