Lunes, 7 Mayo, 2012 - 19:25

Derecho a Réplica
"Atacado por falsas acusaciones"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El asesor legal de la Asociación de la Producción e Industria Forestal responde “los infundados improperios vertidos por el señor Branco Capitanich”.

Este “señor” muy suelto de boca y en su conducta de oportunista opinólogo de cuanto tema aparezca en los medios –al mejor estilo Jacobo Winograd- se la pasa atacando y desmereciendo a todo aquel que piensa distinto a él.



Con respecto a su poca feliz frase de que: “También ha quedado expuesta la organizada catarata de descalificaciones hacia la transnacional tanto de funcionarios del área como de productores y profesionales vinculados a la explotación forestal y sojera, que poco menos que colocaba a los “Jaguares” en un lugar más dañoso que los que históricamente nos han depredado y expoliado. Una puesta teatral de poca monta. Con actores no caracterizados, sino disfrazados.”



Corresponde informarle a este “señor” que, en mi carácter de abogado y Asesor Legal de la Asociación de la Producción e Industria Forestal de Resistencia (A.P.I.F. Rcia.) ciertamente soy un profesional vinculado a un parte de del amplio marco que comprende la actividad foresto-industrial de la Provincia, pero a diferencia de lo expresado por este funcionario nunca he tomado participación en “puesta teatral de poca monta” alguna; ni tampoco estado “caracterizado” ni mucho menos “disfrazado” como este “señor” afirma en su nota. Muy por el contrario, siempre fui de frente y con la cara descubierta a las entrevistas que en varias oportunidades mantuve con él en su despacho del Instituto de Colonización…como aquella vez en el transcurso del año pasado en que personalmente le acerqué una propuesta por escrito de la Asociación a la que represento para trabajar con reforestaciones que le permitirían a los adjudicatarios de tierras fiscales obtener ingresos con los cuales pagar sus cuotas por la tierra y cumplir con las mejoras necesarias de los predios a fin de obtener el correspondiente Título de Propiedad de la misma….



Tampoco debe olvidar que personalmente y sin disfraz alguno he planteado la necesidad de que el Instituto de Colonización cumpla de manera más eficaz y eficiente con su misión de regularizar la situación dominial de los pequeños productores, porque ello les permitiría enmarcarse en la economía formal y se le quitaría el peso de tener que trabajar en la ilegalidad, lo que generaba a su vez que sean explotados por oportunistas que actúan como intermediarios en el mercado maderero… asimismo me permito recordarle que en reiteradas oportunidades en el transcurso del año pasado estuvimos trabajando junto al Instituto de Colonización con una propuesta para que los expedientes que se encontraban con Cuenta Cancelada y Mejoras Cumplidas no se sigan demorando in eternum sin que se le resuelva la cuestión sustancial del Dominio de sus tierras, tierras sobre las que muchos de ellos detentan una posesión que supera el requisito veinteañal para su adjudicación en propiedad definitiva…



Es por estos motivos que no puedo en modo alguno aceptar bravuconadas acusatorias y sin fundamento por parte de quien –llamativamante- en su carácter de funcionario pretende valorar como positiva una acción delictiva llevada a cabo contra lo más sagrado para todo ciudadano como es el caso de la Propiedad Privada….sería absurdo pensar que este “señor” que representa a las ligas agrarias no reconozca o haya convenientemente olvidado lo que la Propiedad Privada implica, independientemente de la actividad que realice el titular en cuya cabeza reposa dicho derecho... o es que acaso este señor pretende que sólo se considere digna de defensa la propiedad privada que a él le interese, y no la de “todos y todas” de quienes vivimos en el Chaco.



Por si convenientemente ha olvidado, le recomiendo volver a leer el art. 17 de nuestra Constitución Nacional, arts. 15 y 40 de nuestra Carta Magna Provincial y muy particularmente debería leer el art. 42 de nuestra Carta Magna Provincial, dado que la misma en conjunción con la Ley de Tierras (Ley 2913) le fija a este señor como funcionario una clara misión y objetivos relacionados con la tierra de la Provincia que en modo alguno ha cumplido en estos cinco largos años al frente del Instituto de Colonización –como Interventor primero y como Gerente después- dado que si evaluamos su gestión por los resultados obtenidos no podemos sino concluir que ha sido nefasta, dado que no solamente regó ríos de tinta con bravuconadas grandilocuentes sobre lo que harían con aquellos que participaron del festival de la tierra pública durante gobiernos anteriores -verso que todos nos tragamos- cuyo único resultado ha sido una serie de reclamos judiciales carentes de sustento jurídico y sin fundamentos claros cuyo único resultado serán la no recuperación de una sola hectárea de esas tierras, pero con el agravante de que la Provincia deberá pagar jugosos honorarios y gastos de justicia, con dinero que sale del bolsillo de todos los chaqueños y no del bolsillo de este “señor”….



Además, resulta llamativo que este funcionario dedique gran parte de su tiempo a escribir y opinar sobre cuanto tema ande dando vueltas por los medios de comunicación, siendo que ese tiempo es pagado por todos los chaqueños…sería conveniente que lo ocupe en hacer aquello para lo cual se le paga: Solucionar los problemas de Dominio a los chaqueños que viven en tierras fiscales y regularizarles su situación legal en tiempo y forma.



Asimismo me permito recordarle que al Sr. Branco Capitanich los chaqueños NO lo hemos votado para que nos represente válidamente ni en campeonatos de bolitas, sino que el cargo que el ocupa fue resuelto dedocráticamente… en virtud de ello, como ciudadano de esta provincia tengo el derecho y hasta la obligación de exigirle eficacia y eficiencia en su tarea de funcionario que administra los bienes del Estado, y dada su lastimosa gestión al frente del Instituto de Colonización, parece ser que su permanencia es debida a la portación de apellido que ostenta, y no en base a sus méritos y capacidades de gestión, resultando casi que hasta comprensible que se esté proyectando la desaparición de este Organismo, razón por la cual me permito decir que si fuera un apostador compulsivo -luego de leer las
reiteradas notas de opinión de este señor- le apostaría mis fichas al 48.-



(*) Asesor Legal de la Asociación de la Producción e Industria Forestal de Resistencia