Martes, 8 Mayo, 2012 - 07:05

Se reanuda el segundo juicio por Cromañón

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El segundo juicio por la tragedia de Cromañón, que se produjo en diciembre de 2004 y provocó la muerte de 194 personas, se reanuda hoy en los tribunales de Comodoro Py.

Tras la suspensión de la semana pasada, cuando familiares de víctimas querían ingresar a una sala de audiencias que estaba completa.



El Tribunal Oral Criminal 24 debió suspender el jueves la primera audiencia del juicio porque los familiares reclamaban entrar a la sala de audiencias de la Cámara Civil y Comercial en el Palacio de Tribunales, lugar elegido para desarrollar el debate, cuando estaba colmada.



La presidenta del tribunal, María Cecilia Maiza, interrumpió la lectura de la acusación contra los imputados e informó que la policía no daba garantías de seguridad para continuar el juicio, por lo que fue suspendido.



El tribunal anunció por la tarde que trasladaba el juicio a los tribunales de Comodoro Py, en el barrio de Retiro, al Salón de Usos Múltiples ubicado en el subsuelo de ese edificio.



En tanto, fijó para mañana a las 9.30 la reanudación del juicio en el que están acusados el dueño de Cromañón, Rafael Levy, el ex comisario de la seccional séptima de la Policía Federal Gabriel Sevald, el ex secretario de Seguridad porteño Juan Carlos López, el ex subsecretario de Seguridad Enrique Carelli y el ex director de Seguridad Privada Vicente Rizzo.



La acusación es por los delitos de estrago doloso, pago y cobro de coimas, e incumplimientos de los deberes de funcionario público.



Se trata del segundo juicio por la tragedia ya que en agosto de 2009 fueron juzgados y condenados el ex gerenciador de Cromañon Omar Chabán, los músicos del grupo de rock Callejeros y ex policías y funcionarios porteños.



La tragedia de Cromañón ocurrió el 30 de diciembre de 2004 cuando durante un recital de Callejeros la mediasombra del techo del local se incendió con una bolita de fuego de un elemento de pirotecnia y comenzó a despedir gases tóxicos.



La mayoría de las muertes se produjo por los gases y por aplastamiento, ya que la puerta de emergencia estaba cerrada con candado y las otras salidas fueron insuficientes porque en el lugar había el triple de gente de la capacidad del local.
Fuente: 
Agencia DyN