Lunes, 7 Mayo, 2012 - 07:05

Comenzó el proceso de regularización de las 300 familias que habitan el ex Campo de Tiro

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Gobierno firmó un acuerdo que coloca al beneficiario como guardián absoluto del inmueble obligándolo a efectuar las acciones legales del mismo.

Este terreno cuenta con una superficie ad-corpus de 3.950 hectáreas, lo cual permite que más de 300 familias sean reconocidas en el proceso de regularización dominial.



La firma del acta estuvo encabezada por el Ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Gustavo Martínez, el presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda, José Valentín Benítez y La Mesa de Gestión Periurbana y Rural del Ex Campo de Tiro del Ejército Argentino, representada por los integrantes
de cada chacra del inmueble ubicado entre Av. Quijano y Ruta Nacional N° 11 y calle Arribálzaga de la ciudad de Resistencia. La coordinación de esta tarea está a cargo de la arquitecta Marta Alvarez.



Esta acta otorgada al ocupante, coloca al beneficiario como guardián absoluto del inmueble obligándolo a efectuar las acciones legales para la conservación y/o recupero del mismo,
evitando cualquier circunstancia que pueda turbar o impedir total o parcialmente la tenencia legitima de su lote.



Al término del acto, el Ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Gustavo Martínez explicó que “se está avanzando de manera coordinada y a partir de este relevamiento comenzarán a trabajar los agrimensores para que se pueda establecer un proyecto de mensura, que será lo que nos permitirá llegar al objetivo final que es la entrega de títulos”.



“Esta firma de acta es muy importante para los habitantes de la zona porque por primera vez en la historia tienen un documento del Estado Provincial que los reconocen como ocupantes de esta zona. Son alrededor de 300 familias que trabajan produciendo la tierra y la ganadería”, finalizó Martínez.



Por su parte, el presidente de IPDUV, José Valentín Benítez indicó que “una de las problemáticas con las que nos encontramos en estos cuatro años es que las tierras del ex Campo de Tiro no habían sido tratada legalmente y socialmente en el Gran Resistencia. Las
mismas son habitadas por productores ganaderos, agrícolas, en algunos casos ocupantes desde hace treinta años y que había que darles algún tipo de seguridad jurídica”.



SUEÑO CUMPLIDO

La señora Delgado, una de las habitantes de Campo Tiro señaló que “hace muchos años resido en la zona y es por eso que puedo afirmar que es un logro la firma de acta porque
es la primera vez que un Gobierno se ocupa de nuestra situación”.



“Es una satisfacción poder ser reconocidos como ocupantes de estas tierras porque las que mi marido, ya fallecido, tanto luchó. Agradezco infinitamente al Gobernador Capitanich y al ministro Martínez por ocuparse de los que menos tienen y de las familias que hasta hoy no tenían derecho sobre sus tierras”, concluyó.