Lunes, 7 Mayo, 2012 - 07:18

Expropiación de YPF: Repsol demanda a Argentina ante el Ciadi

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Equipos jurídicos de Repsol ponen en marcha hoy una ofensiva legal en contra la Argentina. Se presentará ante la Corte de Arreglo de Diferencias Relativas.

La compañía española que dirige Antonio Brufau tiene previsto iniciar su ofensiva legal ante la Corte de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, de Washington. La firma ibérica reclama 10.500 millones de dólares por la nacionalización del 57 por ciento de sus acciones en la petrolera.



Tras la aprobación en el Congreso la ley que declara a YPF de utilidad pública y expropia el 51% de sus acciones, la compañía denunciará a la Argentina ante la Corte de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) de Washington.



Allí, los representantes legales de Repsol apelarán al Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI) firmado en 1991 entre la Argentina y España.



En este proceso, que podría activarse en un plazo de seis meses, la compañía presidida por Antonio Brufau debe remitir una carta al gobierno argentino exponiendo sus reivindicaciones e informando de su intención de acudir al tribunal.



El responsable jurídico de Repsol, Luis Suárez de Lezo, explicó poco después del anuncio de la expropiación que la compañía no solo reclamará un precio justo por las acciones expropiadas, sino que pedirá también indemnizaciones correspondientes a los daños causados.



Para Repsol, el justiprecio por su 51% de YPF asciende a 10.500 millones de dólares, si bien el Gobierno argentino ha sugerido que no pagará esta cifra esgrimiendo argumentos relacionados con la deuda de la petrolera argentina, sus costes ambientales o el flujo de dividendos ya pagado.



La estrategia jurídica de Repsol incluirá, además, una denuncia por la ocupación compulsiva de las oficinas de YPF en Puerto Madero, que se llevó a cabo en forma simultánea al anuncio oficial de la expropiación, el 16 de abril pasado, añadió un matutino porteño.
Fuente: 
Infobae.com