Viernes, 4 Mayo, 2012 - 17:15

Conflicto político entre el intendente y dos concejales
Tres empleados municipales se encuentran encadenados
Enfrentamiento en la Municipalidad de Napenay dejó dos heridos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El hecho se produjo en la sesión del Concejo de este jueves y en la siesta de este viernes. Los heridos son la secretaria de Gobierno comunal y el hijo del ex intendente Mercado.

El conflicto político desatado entre el intendente y dos concejales que lo acompañaron en la lista, tuvo un nuevo enfrentamiento este jueves durante la sesión del Concejo Municipal en la que se debía tratar los pedidos de informes que según la presidente del Concejo, Elsa Mardegal y el concejal Carlos Agudo, el Ejecutivo no responde.



En un confuso episodio y según declaraciones de testigos, se habrían armado dos grupos para presenciar la sesión de anoche, quienes en medio de la reunión ordinaria se habrían enfrentado lo que dejó heridos leves.



Tras este choque de facciones en el que tuvo que intervenir la policía, se produjo un nuevo disturbio en la siesta de este viernes en el edificio Municipal, donde intervino nuevamente la policía y en la que resultaron heridos Daniel Mercado, el hijo del ex intendente de Napenay, Pacífico Mercado y la secretaria de Gobierno, Ramona Barraza.



ENCADENADOS EN EL MUNICIPIO



Por otra parte tres empleados municipales, que pertenecen a la planta permanente desde hace 8 meses, se encuentran encadenados en el edificio comunal, desde este mediodía y por tiempo indeterminado por la supuesta amenaza del intendente de dejarlos cesantes por haber participado de los disturbios del Concejo.



Los encadenados son José Luis Carballo, Marina Álvarez y Griselda pineda quienes dijeron: “desconocemos porque hasta ahora no tenemos ninguna respuesta, es
todo verbal, nada escrito y supuestamente nos echan del trabajo”.



“Nosotros estuvimos porque nos citó el intendente, nos dijo que todos los empleados municipales debíamos estar presentes, nosotros pensamos que era una reunión exclusiva para el personal municipal y en realidad estaba toda la comunidad para escuchar la sesión del Concejo y en esas circunstancias se produjo un desorden y nosotros nos vimos involucrados en ese lío”, argumentó Carballo.


Los tres empleados encadenados consideran que es “injusta” la presunta medida expresando que “supuestamente nos suspendieron en forma verbal y cuando quisimos hablar con el intendente nos dijo que el abogado de se iba a encargar de este caso, pero hasta este momento el abogado no se hizo presente en la municipalidad”, se quejaron los empelados encadenados.



“Nos encadenamos porque fuimos suspendidos sin razón por el intendente Balbuena, fue todo verbal, no hay nada escrito y vamos a permanecer en esta postura por tiempo indeterminado”, agregaron.



“En total somos 22 empleados que dejó la gestión anterior y somos discriminados por el nuevo gobierno, cobramos fuera de termino, hasta con 53 días de atraso y somos los únicos que estamos trabajando, cumplimos con el horario de trabajo y somos discriminados en todo sentido”, se quejó Carballo.



Finalmente dijeron que ya que están
con este problema y que el intendente no les
da ninguna solución y fuimos suspendidos verbalmente porque no hay nada escrito, estamos solicitando también con esta medida
un básico de bolsillo de 2500 pesos.