Viernes, 4 Mayo, 2012 - 14:09

Respaldo de la Cámara de Comercio de Resistencia a la Ley Provincial de Seguridad Pública

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Miembros de la entidad celebraron la sanción de la norma, y consideraron que en materia de seguridad el Estado tiene “un rol protagónico”.

La entidad mercantil capitalina celebró la aprobación, ocurrida este miércoles, de la Ley Provincial de Seguridad Pública. El presidente de la Subcomisión de Seguridad de la Cámara de Comercio de Resistencia, Aldo Luis Asano, señaló que apoyan “todo aquello que sea para mejorar la seguridad desde una ley donde se incluye a los tres Poderes y se involucra a la ciudadanía chaqueña”.



Uno de los sectores más afectados con el tema de la inseguridad es el de los comerciantes de Resistencia, quienes a través de la Subcomisión de Seguridad de la Cámara de Comercio capitalina reclamaban mejoras en las medidas de prevención del delito y de la organización de programas de seguridad.



Luego de conocerse este miércoles la aprobación en la Legislatura provincial de la Ley de Seguridad Pública, el presidente de esta subcomisión, Aldo Luis Asano, manifestó el apoyo institucional hacia esta nueva normativa. Aclaró también la postura de esta entidad al expresar “la inseguridad no es un problema que alguien en particular tenga que resolver, es un problema de todos y donde el Estado juega un rol protagónico” aclarando que “de ninguna manera se le hace responsable a una institución como la Policía del Chaco”.



De acuerdo a lo manifestado por Asano “desde la Cámara de Comercio y como presidente de la subcomisión apoyamos la Ley de Seguridad ciudadana con sus respectivas reformas a nuestra realidad chaqueña (planteadas desde diferentes bloques, desde la Institución Policial del Chaco, desde la ciudadanía, Cámaras de Comercios, Federaciones, Foros Vecinales, abogados penalistas). Porque desde nuestro punto de vista apoyamos a todo aquello que sea para mejorar la seguridad desde una ley donde se incluye a los tres Poderes y se involucra a la ciudadanía chaqueña”. Remarcó “como siempre lo hemos solicitado”, una “mayor capacitación profesional, mayor presencia policial (patrulleros, motos, efectivos en nuestras calles) mejoras salariales progresivas a la fuerza de seguridad (policías chaqueños), asignación de mayor presupuesto en seguridad, el acompañamiento efectivo de la justicia en el combate del delito, –entre otras tantas- las medidas que habrá que ir implementándose día tras día”.



Señaló además: “Hoy de ninguna manera se le hace responsable a una institución como la Policía del Chaco (en la figura que lo representan el General Hugo Lisboa, General Ramón Alegre, Mayor Acuña Ariel y muchos otros tantos innumerables buenos policías que día a día luchan para que los chaqueños tengamos una mejor seguridad); y nos consta en estos años que hemos estado trabajando (desde la Cámara de Comercio) en conjunto con la Institución Policial.



Desde que me he involucrado y he visto nuestra realidad, desde nuestra institución para aportar nuestro granito de arena, rearmando el grupo referentes, subcomisión de seguridad, foros de seguridad; es uno de los temas que más preocupan a los comerciantes y a la ciudadanía chaqueña. La inseguridad no es un problema que alguien en particular lo tenga que resolver, es un problema de todos y donde el estado juega un rol protagónico.



Es precisamente el ámbito donde fijan las políticas de coordinación de las fuerzas de seguridad, los lineamientos generales de la asistencia a grupos empobrecidos por “causa o consecuencia”, los acuerdos que deberían existir con la administración de justicia, porque definitivamente es un problema donde día a día todos somos víctimas potenciales. La inseguridad no se resuelve con discursos, ni con buenas intenciones, ni con la aspiración de que todo va a cambiar algún día.



Se resuelve con un alto nivel de compromiso, con políticas que estén a la altura de las circunstancias, donde todo se ponga en blanco sobre negro y se establezca un programa de largo plazo, cumplible e inquebrantable. Con las medidas no alcanzan si finalmente se borra con el codo lo que se escribió con la mano. Hay que hacer cumplir la Ley, porque para eso está. Premio para el que hace las cosas bien y castigo (y eso no quiere decir físico) para el que lo hace mal”.