Jueves, 3 Mayo, 2012 - 18:21

Acuerdo entre el gobierno y la organización ambientalista
Capitanich se reunió con Greenpeace: "Se identificará permiso por permiso la evolución del manejo silvopastoril"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En un plazo de 60 días, el Estado Provincial otorgará nuevos permisos para la explotación silvopastoril y evaluará los ya otorgados.



El gobernador Jorge Capitanich y representantes de la organización Greenpeace acordaron este jueves trabajar en conjunto en la audición técnica de zonas del bosque chaqueño donde se producen desmontes para constatar la legitimidad de los trabajos. Control técnico, mecanismos de identificación de los terrenos y una mayor severidad para los infractores fueron los principales puntos acordados.



Por invitación especial del mandatario provincial a representantes de Greenpeace Argentina, el encuentro se realizó esta siesta en Casa de Gobierno donde se analizaron varios puntos ligados a la aplicación de la Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos.



Para evitar divergencias respecto de la explotación silvopastoril se buscará establecer una moratoria por parte del Estado provincial para el otorgamiento del nuevo permiso por un plazo de 60 días y para la evaluación de los que se otorgaron. “La idea es mantener el diálogo respecto de los trabajos legales debidamente autorizados, realizando una inspección dentro de una auditoría conjunta de cada uno de los permisos otorgados”, señaló el primer mandatario.



De esa manera, indicó que a través de una identificación, permiso por permiso se identificará la evolución del manejo silvopastoril debidamente acordado, con pautas establecidas por el Estado provincial.



Además ratificó que “se dará una gran participación a Greenpeace para la revisión efectiva de los permisos otorgados, así como la evolución en perspectiva del manejo silvopastoril en territorio provincial; y eso, nos dará una dimensión más adecuada para avanzar en esta temática”, resaltó.



El primer mandatario provincial señaló como “fructífera” la reunión con representantes de Greenpeace, con quienes acordaron “establecer un sistema de auditoría técnica; instaurar un mecanismo de identificación de bosques con desmonte ilegal; y agudizar los procesos que permitan mayor severidad en las sanciones, tanto pecuniarias como efectivamente legales.



A través de la Dirección
de Bosques y la Subsecretaría de Recursos Naturales se propiciarán mecanismos de penalizaciones más severas y reformas desde el área legislativa, tanto desde el punto de vista del código de procedimiento penal y eventualmente en el código de faltas. El objetivo es establecer sanciones más duras para la identificación de las acciones depredatorias del bosque, vinculadas al desmonte ilegal.





ENCUADRE DE LA PROVINCIA EN LA LEY 26.331



Capitanich aseguró que la Provincia se encuadra en la Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos, sancionada por el Congreso de la Nación, en la cual participó oportunamente de senador nacional por el Chaco.



Además, recordó que el gobierno provincial propició la Ley 6.409 con la clasificación de las zonas en área rojas, verdes y amarillas a partir de la cual se estableció un mecanismo transparente de sistema de audiencias públicas, a los efectos de respetar los principios centrales de la Ley.



“Esto es participación ciudadana con audiencias públicas, evaluación de impacto ambiental, la presentación de los proyectos correspondientes para el manejo del bosque nativo y los mecanismos que significan la aprobación del ordenamiento territorial”, sostuvo.



GREENPEACE AGRADECIÓ LA PARTICIPACIÓN DE LA



AUDITORÍA TÉCNICA EN LOS BOSQUES CON DESMONTES



El director ejecutivo de Greenpeace Argentina Martín Prieto, agradeció “la invitación y la convocatoria del gobernador para tratar este tema, ya que para nosotros, la preocupación radica en que la explotación silvopastoril que se lleva a cabo en una zona de El Impenetrable



El Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos de la provincia de Chaco clasifica a la zona de “El Impenetrable” en la Categoría I (rojo) y la Categoría II (amarillo), que no permiten desmontes.



Sin embargo, se autoriza la aplicación de sistemas silvopastoriles para ganadería intensiva. “Es justamente este sistema el que consideramos que incumple con la Ley nacional 26.331 de Presupuestos Mínimos para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos”, señaló.