Martes, 1 Mayo, 2012 - 10:02

Macabro
La familia asesinada y enterrada en su casa de Hudson habría sido víctima de una disputa por la vivienda

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El principal sospechoso es un hombre que salió hace pocos días de prisión y quería quedarse con la propiedad. Hay un detenido acusado de encubrimiento.



Un hombre, sus dos hijos y una nieta aparecieron enterrados en el patio de la casa en la que vivían en esa localidad. Diego, familiar de las víctimas, describió por Radio 10 los desesperantes hechos que se sucedieron antes de encontrar los cadáveres. Hay un detenido, pero el principal sospechoso sigue prófugo



Diego es sobrino de Pablo Sosa, un hombre de 65 años que fue encontrado muerto y enterrado ayer en el fondo de su casa, en Hudson, junto al resto de su familia, compuesta por su hija Lorena Sosa, de 20, la hija de ésta -Jazmín, de 3- y el medio hermano de la mujer, Javier Alberto Lucce, de 22.



La última vez que la madre de Diego, hermana de Pablo, llamó a la casa, comprobó que estaban todos bien. Pero el domingo la ex esposa de Pablo, Silvia, se comunicó con ellos para avisarles que desde hacía cuatro días no tenía noticias de ellos, por lo que decidió hacer la denuncia para que se investigara lo ocurrido.




"Fuimos ayer a la casa, a eso de las 9 de la mañana.
También lo buscamos por Quilmes, en los lugares donde trabajaba, en la construcción, y nos dijeron que no había ido. Vimos caras raras por el barrio", relató Diego a Radio 10.



"En la casa estaba la estufa y la tele prendida. Después se acercó un muchacho que está parando en una casa ahí a la vuelta, que dijo que ayudó a mi tío a hacer la mudanza. Nos explicó que habían metido sus cosas en una camioneta y se habían ido. Y que le habían pedido a él que cuidara la casa y todo lo que había quedado en ella", contó.



Diego relató que al advertir la presencia de ropas y otros elementos de Pablo y el resto de la familia en la casa, comenzaron a presentir que algo raro había sucedido.



"Fuimos al fondo y había un pozo de un metro 50 con tierra blanda. Ahí sospechamos que había algo".



El sobrino de Pablo contó que los vecinos de su tío fueron los primeros en cavar en el fondo de la casa y así hallaron las ropas de sus parientes en un pozo y el pie de Lorena en otro.



Ante esta situación, los efectivos de la Policía Científica y de Bomberos realizaron más excavaciones en el fondo de la vivienda y tras varias horas hallaron los cuatro cuerpos, que fueron trasladados esta mañana a la morgue judicial de Ezpeleta.



Los investigadores manejan la hipótesis de que unos de los asesinos fue un hombre que salió hace pocos días de prisión y que quiso quedarse con la vivienda en la que habitaban las víctimas, situada en calles 138 y 59 de Hudson, partido de Berazategui, en la zona sur del Conurbano.



En el marco de la investigación, un hombre fue detenido y alojado en la comisaría de Hudson, donde se procuraba determinar su participación en el caso, del que está sospechado un preso con salidas transitorias.



El detenido, de 21 años, al que se le imputa el delito de "encubrimiento agravado de homicidio", está acusado de ser una de los dos personas que realizaron las excavaciones en el patio de la casa.
Fuente: 
Infobae.