Lunes, 30 Abril, 2012 - 09:39

"Pinedo 3KM": un recolector de residuos se quedó con el primer puesto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Maratón por los 100 años de la ciudad se realizó este domingo y tuvo como ganador a Daniel Orellana, un recolector de residuos que hizo el mejor tiempo.

Con una notable participación y asistencia de familias, se llevo a cabo la maratón que tuvo como ganador a Daniel Orellana, un joven trabajador de la recolección de residuos que hizo el mejor tiempo en la competencia.
El intendente Reschini y el secretario de Deportes, Mario Conrradi acompañaron el evento que tuvo una destacada organización.



Finalmente, se llevó a cabo el evento deportivo organizado en el marco de los festejos de los 100 años de la ciudad, donde la familia pinedene se dio cita en el acceso centro a la ciudad para compartir Pinedo 3KM La Maratón del Centenario. El sol radiante que se posó sobre la ciudad calmó un poco el frío de la tarde dejando un clima ideal, para comenzar a transitar los tres kilómetros de la maratón en Pinedo.



Poco a poco fueron llegando los corredores a esta fiesta del deporte donde hubo una gran participación de la comunidad. Personas de todas las edades se prendieron en esta maratón que fue organizada en un trabajo en conjunto de la Unidad Educativa Privada Nº 32 y un grupo de amigos encabezado por el periodista, Daniel Báez quien contó, con el apoyo de empresas locales, funcionarios nacionales y provinciales
y el apoyo del Municipio de General Pinedo a través de la subsecretaría de Deportes.



El clima que se generó en torno a este evento, llevó a que todo sea un éxito, ya que se acercaron corredores de otras localidades a la “maratón amarilla”. Con la animación del profesor Juan Argüello y su “Ballet Orishas”, los corredores se congregaron en la línea de salida, donde durante 30 minutos hicieron movimientos de precalentamiento, con bailes y ejercicios varios, para una buena preparación.



A las 18, Pinedo se puso en marcha camino a transitar los tres Kilómetros que recorrieron calles céntricas de la ciudad, pasando por el frente de edificios emblemáticos, como la ENS Nº 6, la Escuela Nº 387, la Biblioteca, la Iglesia, el Centro Regional Universitario, el corsodromo, y la calle principal que encaminó la recta final hacia la línea de llegada, en el Complejo Recreativo y Cultural “Aledo Luis Meloni”.



Jóvenes corriendo al “pique”, adultos al trote y caminando; en familia, con amigos o parientes, todos juntos disfrutaron de una tarde al aire libre. Cabe remarcar el trabajo de los alumnos de la carrera de Enfermería Universitaria, que se instalaron cada 300 metros con puestos sanitarios, prestando atención a los participantes. Además los vecinos del lugar, se asomaron a dar aliento a los maratonistas con aplausos, saludos y gritos que fueron retribuidos con brazos en alto en algunos casos.



La recta final se dio en la calle principal de la ciudad, donde se vio el grueso del público que notablemente acompañó este evento, y ovacionó a todos los que cruzaron la línea de llegada. El más rápido y quien se quedó en lo alto del podio fue, Daniel Orellana, un joven recolector de residuos que hizo el mejor tiempo y se llevó el primer puesto. Cabe remarcar que estuvo acompañado y recibió el aliento de sus compañeros de trabajo,
quienes ovacionaron al joven por su buen desempeño.



El segundo y tercer puesto, fue para los jóvenes Francisco Cativa y Raúl Benítez respectivamente, quienes también recibieron trofeos, medallas y regalos de auspiciantes del evento. También hubo, menciones especiales el más pequeño, Bautista Argüello- 1 año y 10 meses- y para el señor, Carlos Iglesia de 80 años quien también fue distinguido por su participación, vitalidad y alegría de estar presente en la maratón pinedense. Además con motivos, de celebrar el día del animal, la familia moreno llevó a su perrito caniche quien también recibió la medalla de Pinedo 3km.



Cabe destacar la organización y el empeño puesto por quienes dieron el punta pie para que esta maratón sea todo un éxito. Más de 500 medallas repartidas entre los corredores, un potasio (banana), botellas y dispensers de agua distribuido en distintos lugares para la hidratación y premios para los primeros puestos y sponsors que acompañaron a este evento que seguramente quedará en el recuerdo del año en el que Pinedo celebrará su centenario.