Domingo, 29 Abril, 2012 - 18:08

Allanaron las casas de Videla, Harguindeguy y Riveros en el marco de la causa Campo de Mayo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El allanamiento fue ordenado por la jueza Federal número 1 de San Martín, Alicia Vence, a partir de un pedido del abogado Pablo Llonto.

La Justicia Federal de San Martín allanó las viviendas de los represores Jorge Videla, Albano Harguindeguy y Santiago Omar Riveros, de donde habría obtenido documentación que podría contribuir a la investigación de la causa "Campo de Mayo".



El allanamiento fue ordenado por la jueza Federal número 1 de San Martín, Alicia Vence, a partir de un pedido del abogado Pablo Llonto, representante legal de varias familias de asesinados y desaparecidos por la dictadura.



Este pedido fue formulado a raíz del libro "Disposición Final" del periodista Ceferino Reato, aparecido recientemente, en el que se asegura que Videla, quien está preso en Campo de Mayo, aseguró que "no hay listas con el destino final de los desaparecidos", aunque admitió que "podría haber listas parciales, pero desprolijas".



Según informaron hoy los diarios Página 12 y Tiempo Argentino, los allanamientos se llevaron a cabo entre el viernes último y ayer en el departamento de Videla, en Cabildo 639, en el de Harguindeguy, situado en 3 de Febrero 1950, ambos en la ciudad de Buenos Aires, y en la vivienda de Rivero, de Eva Perón 1331 de Los Polvorines.



Según el matutino, durante los allanamientos, llevados a cabo por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), fueron encontradas carpetas con la leyenda "estrictamente secreto y confidencial", además de casetes de video y audio y documentos que llevan la leyenda "Pautas de la Junta Militar al Poder Ejecutivo Nacional para ejercicio de la acción de

gobierno", entre otros.



Harguindeguy fue ministro del Interior de la dictadura, mientras Riveros se desempeñó como comandante de Institutos Militares de Campo de Mayo y fue responsable de la llamada "zona 4" que llevó a cabo la represión ilegal en una amplia región del norte de la provincia de Buenos Aires.
Fuente: 
Agencia DyN